Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

domingo, 26 de agosto de 2012

Alborta ( 1.228 metros) desde Baraibar.



Duración.- 4 horas y 16 minutos.
Desnivel acumulado.- 484 metros.



Esta montaña es una cumbre rocosa y de forma puntiaguda que se encuentra en el lado más oriental de las Malloas. En el otro extremo tenemos al monte Balerdi. No es una montaña excesivamente conocida, pues en esa zona hay montes bastante más atractivos y con más nombre que la cima que nos ocupa. Por poner un ejemplo, y apenas separada por el collado de Abate, nos encontramos con el monte Tutturre. De hecho, hasta los buzones que presiden el punto más alto de los dos montes son prácticamente iguales.

La ascensión de hoy la realizamos desde la localidad de Baraibar. El día ha comenzado despejado, pero conforme vamos ganando altura el cielo se va cerrando poco a poco para echarse la niebla una vez que alcanzamos los rasos. De esta manera dejamos para otro día el disfrute de las vistas desde la cima.

El camino discurre entre bosques de hayas, salpicados por algún roble, y por un sotobosque conformado por helechos y alguna planta de acebo. El musgo crece arraigado en la roca, lo que le da un toque de personalidad a la zona. En la parte superior nos encontramos con grandes extensiones de pastos.








Punto de salida. Hemos cogido esta pista que sale de la localidad de Baraibar. Dejamos el coche un poco antes del repetidor.
Enseguida nos adentramos en los bosques que rodean la zona.
Un roble es testigo de nuestra caminata.
La frondosidad de las ramas apenas deja pasar la luz solar.
Abrevadero para el ganado. No podemos olvidar que es una zona muy rica en pastos.
Como ejemplo, fotografiamos a este caballo que pasta tranquilamente totalmente ajeno a nuestra presencia.
La propia disposición de estas hayas marca claramente el camino a seguir.
Bonita imagen de la senda entre hayas y rocas en las que echan raíces los musgos. Esta combinación origina una agradable fragancia.
Acebo

La humedad reinante propicia que los helechos crezcan altos y fuertes, de tal manera que a veces nos ofrecen la típica imagen captada en latitudes tropicales.
Detalle de abeja sobre flor.
Conforme ascendemos llegamos a zonas de pasto.
El cielo se va encapotando, lo que hace que aceleremos nuestro ritmo.
Al fondo empezamos a divisar pequeñas elevaciones que conforman este paisaje.
En este tipo de parajes las adversas condiciones climatológicas originan que la vegetación reinante sea más "dura". Esta condición es totalmente esencial para su supervivencia.
Desde arriba fotografiamos lo que, en nuestra opinión, nos parece que es el túmulo de Abate Ko Lepoa. Según los estudiosos las rocas que lo conforman son de la época jurásica.
Llegando a nuestro destino de hoy.
La niebla parece que nos va a estropear la parte final de nuestro paseo.
Metros finales...
... antes de llegar al buzón.
Descenso.





No hay comentarios:

Publicar un comentario