Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

martes, 2 de abril de 2013

Miravalles (599 metros) desde Villava.

Duración.- 1 hora y 27 minutos.
Desnivel acumulado.- 240 metros.
En el día de hoy, motivado por el cambio de hora de este fin de semana, hemos aprovechado esa hora más de luz para acercarnos a la vecina localidad de Villava para hacer un suave paseo que nos lleve al monte Miravalles. Es un monte cargado de historia, desde el cual podemos obtener unas amplias vistas de la Cuenca de Pamplona. La ruta habitual sube desde la localidad de Huarte, pero nosotros esta vez la hacemos en sentido inverso empezando desde el Molino de San Andrés.

A pesar de su escasa altura, el monte Miravalles ha tenido un notable valor estratégico. Situado al norte de Pamplona, este cerro forma parte de una alineación montañosa integrada de este a oeste por los montes Urbizkain, Miravalles, Ezkaba Txiki y San Cristóbal/Ezkaba. Con el transcurso de los años tanto el río Arga como el Ultzama, erosionaron la montaña formando esta formación piramidal que abre y cierra la cuenca de Pamplona. Además de contemplar la unión de ambos ríos, es una atalaya perfecta que vigila las dos rutas tradicionales de salida a Francia y al mar Cantábrico y de Pamplona.


Castillo de Miravalles.-  Castillo medieval construido en los S XI y XIII. Tenía una torre de estructura cuadrangular, y un cerco de madera. Fue destruido por Teobaldo I en el siglo XIII.

En el lugar del castillo, se construyó en el siglo XVI una ermita dedicada San Miguel. 

Fuerte de Miravalles.- En 1834, se construyó aquí un fuerte liberal para defender la línea de Zubiri del paso de Francia. Sin embargo, el episodio más destacado, tuvo lugar durante la tercera guerra carlista, cuando los seguidores de don Carlos montan sus cañones en el alto de Miravalles, y desde ahí bombardean Pamplona. Las crónicas de la época narran el cerco militar al que se vio sometida la capital navarra en 1875 por los partidarios de don Carlos, y los bombardeos que tienen lugar desde los montes de San Cristóbal y Miravalles. 
El ataque a Pamplona duró aproximadamente un mes y concluyó con el contraataque de los liberales que acabaron con el asedio carlista bombardeando desde Alzuza las posiciones de Miravalles. Los partidarios de don Carlos se retiraron hacia la zona de Belate.



Para descargar esta ruta o ver más detalles, pincha aquí.

El paseo comienza desde el puente de Villava sobre el Río Ultzama, a la altura del molino de San Andrés, metros antes de que se una al río Arga que proviene de la vecina localidad de Huarte.
Las lluvias de los últimos días hacen que el caudal del Río Ultzama sea mayor de lo normal. Pero a nuestro amigo esto le supone un placer.
Monte Miravalles.
El Puente de la Trinidad y la Basílica de Arre son consdierados un mismo conjunto arquitectónico.
El puente de la Trinidad de Arre es de origen románico y está formado por seis arcos de medio punto. Aguas arriba tiene tamajares para protegerlo de la fuerza de las aguas.
Las aguas descienden con gran virulencia.
Detalle de la bravura del río. 
Enfrente tenemos el Batán de Villava. Es un edificio de origen medieval que comenzó siendo un molino harinero, posteriormente se utilizó como batán hidráulico para el enfurtido de paños. En el SXIX pasó a ser una fábrica de pasta de papel antes de ser lo que es en la actualidad, un Centro de Información y Educación Ambiental del Parque Fluvial de la Comarca. 
Nosotros seguimos por la pista hasta encontrarnos con este curioso hito que hace que giremos para adentrarnos... 
... en este bosque de pinos en el cual existe un matorral bajo que dificulta nuestro ascenso por una pequeña pero marcada senda... 
... hasta que a media ladera el matorral desaparece y podemos avanzar más ligeros...
... hasta encontrar esta pista que nos llevará...
... hasta la cresta.
Al llegar a la cresta si giramos a la derecha llegamos enseguida a los restos del Castillo de San Miguel de Miravalles.
Fotografía que nos puede hacer una idea de la planta que tenía el fortín.
Vistas desde el Castillo de la Higa y del Txanburu...
... de la Peña Izaga... 
... del monte Perdón...
... y de la Sierra de Alaiz con la inconfundible silueta triangular, en el centro de la fotografía, de la cima del Carrascal.
Vistas de Villava en primer plano y de Pamplona en el centro.
Cruz y buzón cimero.
Buzón. 
Gorraiz y al fondo la Peña Izaga.
Zoom de la Sierra de Alaiz con sus canteras.
Zoom de la Higa y de los molinos del Txanburu.
Descendemos hacia Huarte.
Huarte a nuestros pies.
Durante el descenso pasamos a la otra vertiente de la montaña y vemos el discurrir del Río Ultzama.
Monte Urbizkain.
El monte Cemborain a la izquierda de la Higa. 
Al fondo aparece la silueta fantasmagórica pero a la vez inconfundible del Cabezón de Etxauri.
Una vez llegados abajo rodeamos la montaña por esta calzada...
... dejando en todo momento el bosque de pinos a nuestra izquierda.
Panorámica de Ezkaba Txiki y del monte Ezkaba/San Cristobal.
Volvemos a la Trinidad de Arre. Esta Basílica es de estilo románico rural y fue edificada a finales S XII o principios del XIII. Desde aquí contemplamos la cabecera hecha de sillería, con contrafuertes que llegan hasta la cornisa de forma escalonada.
Foto desde el puente. A mano izquierda vemos el Batán. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario