Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

lunes, 17 de junio de 2013

Putxerri (1.299 metros) y su cueva, desde el alto de Lizarrusti.


Duración.- 3 horas y 20 minutos.
Desnivel acumulado.- 724 metros.

Tercer día de buen tiempo consecutivo y parece que la primavera se quiere despedir dejándonos un buen sabor de boca. Nosotros no lo queremos desaprovechar y nos vamos al alto de Lizarrusti, muga entre las provincias de Navarra y Guipuzkoa, para desde allí afrontar el ascenso al monte Putxerri, observar desde el mirador de Karmelo y por último visitar la cueva de Putxerri.

El ascenso de este paseo se desarrolla en su totalidad bajo una espesa techumbre conformada por hojas de haya, lo que hace que en días de mucho calor, como hoy ha sido el caso, apenas notemos los efectos de éste. Unicamente en la cima podemos contemplar con nitidez el azul del cielo.

Desde esta cima las vistas son espectaculares en sus 360º, pudiéndose obtener una panorámica inmejorable de todo el Valle de la Barranca, de los prados de la Sierra de Aralar, del embalse de Lareo, de montañas como San Donato, Txurregui, Gaztelu, San Miguel de Aralar, etc...

Cuevas de Putxerri.- En esta cueva, según recoge la leyenda, tenía su morada la diosa MARI. La diosa Mari es conocida en la mitología vasca por tener morada en cada una de las montañas de Euskal Herria. Según rezan en Arbizu y en Etxarri, en días de lluvia y sol, la Dama sale de su caverna y peina su hermosa cabellera con un peine de oro. Pero también habita en ella un genio llamado ECO, este genio contesta al que habla hacia el interior de la cueva y  tiene escondido un pellejo de oveja repleto de oro en la otra boca de la cueva bajo las raíces de un tejo.



Dejamos el coche en un pequeño aparcamiento al lado de la carretera, a la altura de este edificio abandonado...
... y tras andar unos metros por asfalto, que nos hacen volver a la Comunidad Foral,... 
... cogemos esta pista que sale a la izquierda de la carretera... 
... y que paulatinamente va ascendiendo entre todo tipo de vegetación arbórea...
... y herbácea.
Espectacular ejemplar de haya.
La pista poco a poco se va transformando en senda...
... que serpentea entre bosques de hayas...
... y pequeñas formaciones de piedras calizas cubiertas por un manto de musgo.
Ventana entre la espesa vegetación.

Composición floral.
Cumbres de la Sierra de Aralar.
Tras un giro a la derecha observamos las paredes de caliza que hacen presagiar la cercanía de la cima.
Ascendemos entre estas rocas, con cierta precaución, para llegar...
... al buzón del Putxerri.
Detalle del buzón.
San Miguel de Aralar desde la cima. 
San Donato/Beriain.
Panorámica.
Valle de la Barranca. 
Detalle.
En frente, en la lejanía, el macizo de Aitzkorri, debajo nuestra el embalse de Lareo.
Silueta triangular del Gaztelu, junto a la rampa final del Txurregui.
Detalle del embalse de Lareo.
Foto en la cima junto con nuestro acompañante de hoy. No es otro que el gran "bicicletero" Karmelo, que se recupera en estos días de una lesión que no le permite practicar el deporte de las dos ruedas. 
Bosque desde la cima.
Tras abandonar la cima, dirigimos nuestros pasos hacia el siguiente punto de interés del paseo de hoy. El llamado "Mirador de Karmelo"...
... para seguidamente emprender el descenso hacia la Cueva de Putxerri.
Fotografía sacada desde el interior de la cueva.
Detalle de la sala de entrada a la cueva. Estos puntitos blancos que se ven son algunos de los millares de mosquitos que "custodiaban" la entrada a esta cueva.
Fotografía en el interior.
Detalles de la cámara de entrada.
Por esta gruta se accede a otra sala.
La espesura de la hojarasca de las ramas, ha hecho posible que el paseo de hoy lo realicemos a una temperatura agradable ya que apenas ha filtrado los rayos solares.
Al final del descenso contemplamos al monte Aasko a la derecha de la fotografía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario