Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

domingo, 20 de octubre de 2013

Lertxundi (784 metros), Oiankasko (754 metros), Erkalaz (782 metros) y San Miguel (689 metros) desde Alzuza.

Duración.- 2 horas y 37 minutos.
Desnivel acumulado.- 457 metros.

Aprovechando esta magnífica tarde otoñal, decidimos realizar una ruta muy cercana a Pamplona para realizar una ruta que parte desde la localidad de Alzuza. Visitaremos la localidad así como las cimas de los montes Lertxundi, Erkalaz, San Miguel y Oiankasko. Esta es una ruta que nos han sugerido hacer unos amigos y vecinos de la localidad , así que nosotros encantados con el tema.

El paseo es sencillo. La mayor parte se realiza por una pista desde la cual podemos contemplar diferentes panorámicas de las diferentes montañas de los alrededores. Tenemos que tener en cuenta que todas estas montañas conforman una sierra de pequeñas lomas ideales para poder realizar en familia. El paseo puede finalizar o comenzar con una visita al museo de Jorge Oteiza.


Jorge Oteiza Enbil.- (Orio 1908, Donosti 2.003).Inició su actividad artística en Donsoti allá por los años 20, junto con jóvenes que desarrollaban la vanguardia artística de su ciudad.  Inició su actividad artística en San Sebastián en los años 20, en contacto con los jóvenes que desarrollaban la vanguardia artística en su ciudad. Las primeras obras escultóricas de Oteiza están fuertemente influenciadas por el cubismo y el primitivismo.
Con el fin de investigar la estética de la escultura precolombina viaja a Sudamérica en donde permanece hasta 1948, sorteando la Guerra Civil. Durante años se dedicó además de a su obra escultórica  a la labor docente. A su regreso a España, se le concede por concurso la realización de la estatuaria para el friso y la fachada del Basílica de Nuestra Señora de Arantzazu. En esta gran obra Oteiza pone en práctica sus teorías sobre el debilitamiento de la expresión figurativa, aplicándolas a un tema religioso. La Iglesia prohíbe los trabajos, retrasando su conclusión a 1968, cuando se termina de colocar el friso de apóstoles y se coloca en la fachada una imagen de la Virgen con el hijo muerto a sus pies.
En 1.959 decide abandonar la escultura y se dedica a estudiar la lengua vasca. Fue un referente para los sectores artísticos, políticos y culturales a al vez que se mantuvo distante y crítico con los reconocimientos oficiales al mantener su actitud iconoclasta en lo ideológico y en lo político. En 1.975 fijó su residencia habitual en la localidad navarra de Altzuza y al fallecer donó el legado de su obra al pueblo de Navarra.


Su museo.- Fue construído por Francisco Sáenz de Oiza en la ladera sur de Alzuza como un cubo de hormigón teñido de rojo, aunque actualmente ha perdido ese color, y está coronado por tres lucernarios de grandes dimensiones. Su interior destaca por la sucesión de diferentes espacios que se descubren por las diferentes entradas de luz del Museo. El proyecto responde al propósito de sencillez en el cual se establece un equilibrio entre el continente y el contenido. El Museo está unido a la casa taller del artista.




Nuestro paseo comienza a la altura del Museo de Oteiza... 
... cuya entrada está presidida por esta escultura.
La Iglesia de San Esteban fue construida en el S.XII y posee planta rectangular. En su interior destaca un retablo mayor de origen barroco.
Su puerta abocinada, posee tres arquivoltas de medio punto.
Nada más salir del pueblo vemos la dirección de la pista que nos va a llevar al collado...
... mientras admiramos la imagen majestuosa de la Peña Izaga...
... y de la Higa de Monreal que destaca sobre los molinos del Txanburu. 
El paseo discurre entre pinares...
... y bajo estos nubarrones que amenazan con amargarnos la tarde.
Una vez llegados al collado, observamos la pista de acceso al Erbaluz al que visitaremos otro día... 
... ya que nuestro primer destino de hoy es el Lertxundi a cuya cima llegamos enseguida. Cima.
Lakarri.
En el fondo del valle encontramos la localidad de Sagaseta.
Nuestro segundo destino Oinkasko.
Oiankasko su silueta, con el repetidor, es fácilmente identificable desde diferentes montes del valle de Esteribar.
Desde allí observamos las Peñas de Antxoritz...
... y el monte Iruntzu en primer plano. 
Imagen del repetidor. 
Volviendo al collado volvemos a tener enfrente la Peña Izaga.
El siguiente paso será llegar hasta la cima del Erkalaz.
Cima. 
Asketa.
Siguiendo un poco más adelante llegamos hasta otra cima señalizada con este cairn.
El regreso lo hacemos entre pinares...
... cuyos pinos presentan estas piñas.
Esta es la única compañía que hemos tenido en nuestro paseo.
Una vez llegados al repetidor de Iroz, bajamos por la pista hasta encontrar a nuestra izquierda esta senda unos pocos metros más abajo. Hay que estar atentos pues si seguimos la pista nos llevaría hasta Zabaldika.
Bonita estampa del monte Iruntzu.
Reflejos sobre Pamplona.
Los últimos rayos de sol del día bañan a las Peñas de Antxoriz y al Berrondo.
Llegando a nuestro último objetivo de la tarde, contemplamos esta estampa del museo Oteiza.
Cima del monte San Miguel. 
Monte Perdón, con los últimos rayos del día.
Sierra de Alaitz, con la pirámide del monte Carrascal.
Higa de Monreal. 
Malkaitz, Donatsai, Tangorri. 
Alzuza.
Bonita panorámica del edificio que alberga el museo. 
Colores otoñales.
Museo y monte San Miguel a la izquierda. 
Últimos minutos antes del ocaso del día.
Luces de un atardecer de otoño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario