Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

domingo, 8 de junio de 2014

Urepel (1.059 metros) desde Leitzalarrea.

Duración.- 2 horas y 21 minutos.
Desnivel acumulado.- 461 metros.

Allá por el mes de Marzo nos embarcamos en un paseo que tenía como objeto visitar las cimas de Altzegi y Urepel. La mañana amaneció nublada y conforme pasaban las horas en vez de levantar cada vez se hacía más densa sumergiendo todo el macizo de Adarra/Mandonegi entre tinieblas. Con este panorama y tras coronar la cima del primer monte decidimos dar media vuelta y esperar tiempos mejores para visitar el monte Urepel.

Hoy nos hemos vuelto a acercar a esta montaña, pero esta vez acometiendo la ascensión desde otro idílico paraje, aprovechando las excelentes previsiones metereológicas que las diferentes webs habían pronosticado y la verdad es que ha sido una gozada de paseo. Todo el recorrido discurre por hermosísimos hayedos, entre helechales que ya empiezan a ganar altura y por prados, ricos de nutrientes, que sirven de alimento para los diferentes tipos de ganados que pastan por estos lares. Las vistas desde el buzón son muy amplias y podemos alcanzar a ver una gran extensión de terreno.

Víbora Aspid.- Su tamaño puede oscilar entre los 60-80 centímetros de longitud. Su cabeza es triangular y tiene el hocico ligeramente levantado. Su alimentación en estado adulto se compone de pequeños roedores, en estado juvenil la base de su dieta son pequeñas lagartijas. etc... Su veneno puede crear graves complicaciones en niños, ancianos y personas de salud débil, siendo superado por un adulto sano. No obstante, ante una picadura, siempre deberemos de acudir al hospital más cercano.



Para descargar esta ruta o ver más detalles, pincha aquí.

El paseo comienza a la altura de la regata de Leitzalarrea en medio de un hayedo.
En el momento en el que empezamos a ganar altura, el paseo discurre entre helechos desde donde observamos la cima del monte Altzegi.
Pasamos junto a una borda ganadera compuesta por dos alturas. El piso inferior es destinado para el ganado y el piso superior para el almacenamiento de paja. 
Pista...
... que se adentra en un nuevo hayedo...
... que desemboca en una fuerte y corta pendiente.
"Al que a buen árbol se arrima... 
... buena sombra le cobija".
A media ascensión volvemos a adentrarnos en un nuevo hayedo...
... antes de ascender los últimos metros, a partir de ahora siempre por prados, que nos llevarán a la cima.
Llegamos al collado y desde este punto observamos al monte Altzegi...
... las Malloas...
... con la inconfundible silueta piramidal del Tutturre...
... y de los montes Balerdi y Txindoki.
Mugarri.
Detalle del valle antes de ...
... afrontar los metros finales...
... que nos llevarán al buzón cimero.
Las vistas desde este punto alcanzan hasta la costa cantábrica. De hecho, en esta fotografía, podemos contemplar la localidad de Hondarribi, con su faro, bajo las faldas del monte Jaizkibel.
Peñas de Aia.
Como curiosidad diremos que el buzón de esta montaña está situado sobre un túmulo funerario.
Buzón.
Pirámide cimera del monte Mendaur...
... Larrun a la derecha...
... Malloas...
... Mandonegi... 
... cordal...
... Ireber.
Hondarribi vista a través del buzón.


Detalle. 
Erakurri. 
Algunas nubes hacen acto de presencia a la hora del descenso mientras fotografiamos al monte Barrengo Munoa...
... antes de llegar al cromlech de Mairubaratza.
Metros antes de llegar al coche nos ha aparecido esta inesperada sorpresa...
... que rápidamente ha adoptado posición defensiva antes de proseguir ella por su camino y nosotros por el nuestro.
El calor a esta horas del mediodía aprieta de lo lindo. Así que el ganado, veterano en estas lides, busca resguardo en la sombra del bosque...
... salvo los jóvenes inexpertos, que aguantan estoicamente el bochorno mañanero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario