Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

martes, 29 de julio de 2014

Lapazarra (1.785 metros) desde el refugio de Belagoa

Duración.- 4 horas y 10 minutos.
Desnivel acumulado.- 562 metros.

Este fin de semana vamos de reencuentros. Y hoy le ha tocado el turno al monte Lapazarra. Esta montaña suele pasar desapercibida para los montañeros ya que son sus vecinas, montañas con más de 2.000 metros de altura, las que se llevan la gloria, y por consiguiente, la mayor parte de las visitas. No obstante, bajo nuestro punto de vista, es una montaña que merece la pena ascender, debido a la extraordinaria panorámica que su cima nos ofrece.

La ascensión está divida en dos partes claramente diferenciadas. La primera de ellas discurre por un fabuloso bosque compuesto por una cerrada vegetación, que nos ofrece rincones encantadores para deleite de nuestras vista. La segunda, una vez llegados a la cresta, es más desagradable ya que, aunque las vistas son maravillosas desde su cresta, la naturaleza kárstica del terreno hace algo incómoda la ascensión. No obstante con paciencia y buen humor se sobrelleva de buena gana.

El Valle de Belagoa es el ecosistema pirenaico más relevante del valle del Roncal. Esta compuesto por montañas cuyas alturas están comprendidas entre los 1.100 metros y los 2.428 metros de la Mesa de los Tres Reyes, lo que le convierte en la montaña más alta de Navarra. 

Situado al norte del Valle de Roncal, representa la muga entre Navarra, Francia y Huesca. Como hecho destacable, diremos que  en su interior se encuentra la Reserva Natural de Larra, que acoge el más singular y representativo de los ecosistemas pirenaicos y constituye uno de los parajes morfológicos kársticos más impresionantes de Europa.
 


Es precisamente en Larra en donde se encuentra la famosa sima de la Piedra de San Martín, esta sima es una de las más altas de Europa y con una caída vertical de más de 1.200 metros hace las delicias de los amantes de la espeleología.  En su interior destaca una enorme y espectacular sala, llamada Sala de la Verna, a la que se accede desde territorio francés (Sainte-Engrâce). Esta sala tiene 160 metros de ancho, alrededor de 200 de largo y, en algunos puntos, más de 160 de altura, además de contar con una gran cascada de más de 80 metros de altura en uno de sus extremos.




Para descargar esta ruta o ver más detalles, pincha aquí.

El paseo comienza a la altura del antiguo refugio de Belagoa. Qué pena da verlo!!!
Desde este lugar podemos observar el terreno que debemos completar hasta llegar a nuestro destino de hoy. El Lapazarra es el monte que está en segundo plano.
Los primeros metros son de descenso y nos llevan hasta una amplia campa desde la cual tenemos estas vistas...
... antes de girar a nuestra derecha...
... para meternos en ese pequeño desfiladero. 
Detalle de la entrada, ...
... detalle del camino que hemos recorrido por su interior...
... y de detalle de lo que nos queda para salir...
... a un extenso bosque iluminado por los primeros rayos de la mañana.
En su interior, la senda discurre por un espectacular hayedo...
... que nos regala rincones tan bellos como el de esta fotografía.
El suelo, tapizado por multitud de flores de diferentes colores, ...
... el camino, protegido por enormes ejemplares de haya...
... y las numerosas formaciones rocosas hacen de este bosque un lugar encantador.
Una vez hemos ascendido unos cuantos metros, el bosque va desapareciendo paulatinamente permitiéndonos ver esta imagen de sus montañas vecinas. En este caso vemos el monte Kartxela.
Al desaparecer el bosque, los prados adquieren protagonismo...
... por la multitud de flores que los salpican.
Detalle.
Metros antes de llegar a la cresta que nos llevará a la cima, nos adentramos en otro bosque desde el cual vemos los Alanos...
... y el Txamantxoia.
En este punto comienza el terreno por la cresta. Desde aquí hasta la cima aún queda un rato. Nosotros, en la subida, lo hemos desechado siguiendo recto para volver por la cresta. Ha sido un error, debido a la naturaleza del terreno, por eso aconsejamos subir y bajar por la cresta, a la izquierda de la fotografía.
Panorámica hacia una vertiente...
... y hacia la otra desde la cresta.
Como se puede observar, las flores invaden cualquier parte del terreno. En este caso una estrecha grieta en el camino...
... situada en un terreno salpicado por pinos de altura.
Ya estamos a escasos metros...
... del cairn cimero.
Vistas hacia el monte Arlas, con el estremecedor valle de Larra ante nosotros.
Mirada hacia el Anie, Añelarra y Murlong...
... hacia la Mesa...
... hacia el Petretxema y Pakiza en primer plano...
... y hacia Peña Forca y Achar de Alano.
Zoom.
Txamantxoia, detrás Peña Ezkaurre.
Vistas hacia Kartxela, Baracea, Ori y Lakora.
Panorámica general.
Valle con el Larrondoa, al fondo, identificado por su cima alomada.
Zoom. 
Zoom.
Zoom.
En primer plano cresta cimera por donde discurren los últimos metros de la ascensión. 
Detalle.
Una inesperada visita en la cima. 
Zoom a Kartxela, en el centro Ori y a la derecha de la fotografía Baracea.
Fotos desde la cima.


Nos volvemos a introducir en el bosque...
... salvando algún obstáculo que otro...
... admirando sus rincones...
... hasta llegar a este helechal que nos anuncia...
... la presencia del pequeño desfiladero del comienzo...
... de la amplia campa con sus vistas...
... y la presencia del refugio de Belagoa.
Pequeño torrente de agua...
... antes de finalizar nuestro paseo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario