Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

sábado, 23 de agosto de 2014

Cami de las pardines, Llac d´ Engolasters.

Duración.- 2 horas y 13 minutos.
Desnivel acumulado.- 61 metros.

Cambiamos totalmente de paisajes abandonando la costa cantábrica para desplazarnos a las bellas montañas andorranas. Pero nos volvemos a encontrar lo mismo: cielos cubiertos, lluvias abundantes y bastante frío para la época en que nos encontramos. Aunque esto no nos quita el ánimo y decidimos realizar un pequeño paseo, que carece de ninguna dificultad, cerca de la localidad de Encamp que nos conducirá al lago Engolasters. Este lago se enriquece con las aguas del río Engolastres que es, a su vez, afluente del río Valira.
Es un camino adaptado que en cualquier día normal suponemos estará lleno de gente pero hoy hemos sido los únicos animados a realizarlo debido a la gran cantidad de lluvia caída a lo largo del día. Una vez en el lago, hemos optado por dar una vuelta al mismo por la orilla donde nos hemos encontrado un par de pescadores valientes soportando el aguacero.


Leyenda del lago Engolasters. Cuenta la leyenda que allí se encuentra un lago sumergido por la ira divina y que aún se localiza en su fondo. Y es que hace muchos siglos, en el lugar donde hoy está el bello lago, existía una población próspera, aunque con unos corazones muy duros. Un día de invierno apareció un hombre medio muerto de frío y de hambre. Rogó en diversas puertas que le dieran algo de comer y un techo donde cobijarse. Todos los habitantes le negaron la entrada. Finalmente acudió a la panadería.


Allí pidió a la dueña:“¿Puede, buena mujer, repasar con el cuchillo lo que quede en la panera y hacerme un poco de pan? ¡Es que me muero de hambre!”.
Y así lo hizo la mujer, pero al ver que le salía un hermoso pan, decidió venderlo y echar al mendigo de sus aposentos. El pobre acabó marchándose de la panadería, maldiciendo y muerto de hambre y frío.
Una bella joven que pasaba por la puerta de la panadería vio lo que sucedía, y llena de misericordia le invitó a que recogiera una hogaza de pan del hostal donde vivía. El mendigo le besó las manos y le dijo: “Gracias, chiquilla, pues tú has tenido compasión de mí; por lo tanto, vete corriendo y sólo así podrás salvar la vida”.
Cuando la joven se marchó del pueblo, sonaron los truenos y una avalancha de agua se cernió sobre el pueblo, convirtiendo aquel llano en el lago que conocemos ahora.
También se dice que las brujas de Andorra ascendían hasta el lago para celebrar aquellarres, completamente desnudas. Más de un hombre de aquellos valles iba a verlas bañarse desarropadas. Cuando las brujas lo supieron hicieron un encanterio para que cualquier hombre que subiera al lugar se convirtiera, de forma inmediata, en gato negro. Cuenta la tradición que, al poco tiempo, Andorra contaba con un buen número de gatos negros.





Comenzamos el paseo en un aparcamiento que se encuentra habilitado al efecto...
... desde el cual somos conscientes de la mañana que nos vamos a encontrar.
La senda por la que paseamos es muy ancha y a ambos lados...
... están repletos de una espesa vegetación. 
Nos adentramos en un túnel excavado en roca cuya salida...
... nos ofrece esta visión de extensos pinares...
... así como de las pequeñas cascadas que forman...
... las aguas cristalinas del río Montuell...
... en su descenso hacia el valle. 
Vistas de la localidad de Encamp... 
... desde el interior de un pinar que nos conduce directamente...
... a la ribera del lago Engolasters.
Panorámica de sus aguas y de sus bosques de pinos...
... desde la senda que lo rodea...
... que está repleta de flores...
... y de curiosidades naturales como ésta.
Detalle.
Como podemos apreciar en esta fotografía, en toda la mañana la lluvia no nos ha dado ningún respiro...
... arreciendo en momentos puntuales tal y como observamos en la superficie del lago. 
Una vez recorrida la orilla, nos animamos a realizar una circular alrededor del lago...
... disfrutando, en la que medida que podemos, de... 
... la soledad de este paraje en el día de hoy...
... y del verdor de sus prados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario