Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

domingo, 6 de septiembre de 2015

Delta del Ebro.

Duración .- 4 horas y 51 minutos.
Desnivel acumulado.- 19 metros.

Este verano hemos estado descansando unos días en la costa mediterránea y, aprovechando una pequeña tregua de mal tiempo, nos hemos dirigido al Delta del Ebro para poder hacer realizar una escapada a un sitio que merece la pena visitar.

Delta del Ebro.

Con 320 kilómetros cuadrados de superficie, este espacio geográfico constituye uno de los hábitats más importantes del mediterráneo occidental representando la zona más húmeda de la comunidad catalana. Fue declarado Parque Natural en 1.983. Este delta se constituyó por todos los sedimentos que a lo largo de los años este río, no olvidemos que es el más grande de la Península, ha ido depositando en su desembocadura. Hoy en día se estima que el delta, con su característica forma de flecha, ha penetrado en el interior del mar la friolera de 22 kilómetros.

El paisaje, en este Parque Nacional, tiene un marcado estilo propio dotándole, esas tierras planas, de una fuerte personalidad. En este lugar conviven, en perfecta armonía, la profunda humanización de gran parte del parque con los valores naturales que el Delta nos aporta.

En el Delta destacan por un lado los extensos arrozales que presentan, según la estación en la que nos encontremos, diferentes aspectos. En invierno nos los podemos encontrar terrosos, en primavera nos los encontraremos inundados y finalmente en verano nos obsequiaran con una bonita tonalidad verde. Por otro lado, en el litoral, nos encontraremos grandes estanques lacustres perfectamente limitados por cañaverales y juncos. Para finalizar este apartado diremos que rodeando a gran parte de estos terrenos están ubicadas extensas playas en la que hacen acto de presencia numerosas dunas.

El clima en estas latitudes evidentemente es mediterráneo, con una elevada humedad, lo que hace que, junto con la naturaleza de los suelos, existan más de 500 especies de plantas y árboles diferentes. La fauna también es muy diversa destacando la presencia de aves como la garza real, la garza imperial, flamencos, gaviotas, halcones, etc... En cuanto a animales acuáticos se refiere destaca por ser el hábitat del siluro, del lucio, del salmón, etc...




Comenzamos el paseo...
... en la desierta playa del Trabucador...
... para acercarnos al mirador de la Tancada... 
... desde el cual podemos apreciar...
... unas bonitas vistas de las diferentes lagunas existentes en esta zona que hacen las delicias de las numerosas aves que pueblan sus riberas.
Seguidamente cogemos una pequeña embarcación...
... por la cual navegaremos por las riberas del delta... 
... repletas de cáñamos...
Antigua desembocadura...
... del río Ebro. Hoy en día esta cerrada por acción de las corrientes marinas.
Ya estamos llegando, geográficamente hablando, al punto exacto...
... en el cual...
... convergen...
... las aguas del río Ebro...
... con las aguas del mar Mediterráneo...
... creando un pequeño oleaje. 
Una vez visitado ese punto...
... volvemos para remontar el curso del río Ebro mientras observamos una enorme laguna...
... que sirve de hogar para...
... numerosas especies faunísticas. 
Ya llegamos... 
... al embarcadero. 
Una vez hemos desembarcado, nos acercamos a la playa de la Marquesa en donde contemplamos como algunas dunas...
... van comiendo poco a poco terreno a los campos.
Después nos acercamos hacia la orilla... 
... para contemplar las fuertes corrientes del día de hoy...
... que han asolado parte de la vegetación submarina de la zona...
... a la vez que ha arrastrado numerosos troncos a la orilla.
Detalle.
Ahora nos encontramos en Punta del Fangar. Así se le denomina a una península de unos cuatrocientos metros que posee playa, dunas y litoral.
Finalmente regresamos por unos campos...
... teñidos de amarillo... 
... por donde serpentean grandes canales de agua construidos para el riego de las tierras.
El campo está salpicado por unas curiosas masías que están desperdigadas y separadas las unas de las otras.
Un ejemplo de convivencia lo podemos encontrar en estas dos fotografías capturadas en un entorno muy reducido y en las que nos encontramos a turistas divirtiéndose...
... y a una garza real totalmente ajena a tal acontecimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario