Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

domingo, 25 de marzo de 2018

Nasa Alta (629 metros), Nasa Baja (602) y Castillo de la Estaca (598 metros) desde el Portillo de Santa Margarita.

Duración.- 3 horas y 11 minutos.
Desnivel acumulado.- 314 metros.

Bardenas Reales.

Se denomina con este término a un territorio semidesértico de aproximadamente 43.000 hectáreas que se encuentra equidistante entre la cordillera Pirenaica y la cordillera Ibérica y que está situado al sudeste de la Comunidad Foral. El origen del término "Bardenas" tiene diferentes teorías, pero parece ser que la más acertada es la del estudioso José María Iribarren que lo relaciona con "pardina", palabra que se utiliza en el Alto Aragón para designar al monte bajo donde suele pastar el ganado ovino. Este paraje se encuentra dividido en varias zonas fácilmente diferenciadas:

  1. Bardena Blanca.- Ocupa la zona central y es el paraje más desértico.
  2. Bardena Negra.- Situada en la parte meridional del territorio se caracteriza por su bosque mediterráneo en donde abunda el pino y el coscojo.
  3. El Plano.- Pequeña meseta en donde se cultiva el cereal.
La climatología se caracteriza por ser mediterránea continental con escasas, pero fuertes, lluvias en las estaciones de primavera y otoño. Sus inviernos son muy fríos y sus veranos excesivamente calurosos.

La vegetación es la típica de climas áridos con presencia de masa forestal basada en pinos y coscojos.

 La fauna, por el contrario, es bastante rica destacando la presencia de aves rapaces, de aves esteparias, de anfibios, de reptiles, etc...

Cómo se crearon las Bardenas Reales.

Durante el periodo terciario el choque de las placas Europea e Ibérica produjo un plegamiento que generó los Pirineos, La Sierra de las Catalánides y la Cordillera Ibérica. La elevación de estas tres cordilleras montañosas creó un inmensa cuenca cerrada, sin salida al mar, situada en lo que hoy conocemos como Valle del Ebro. A esa depresión, llegaban los cursos de agua procedentes de las abruptas montañas, en la que, debido a su carácter cerrado, se formaron diversas zonas pantanosas o lagos. Las Bardenas se localizarían en la zona central de su cuenca.

Los ríos arrastraban gran cantidad de materiales, fruto de las fuerte erosión de las montañas. Conforme los ríos perdían pendiente y energía, se fueron depositando los materiales más pesados (cantos y gravas) y a la zona central de lagos y pantanos sólo llegaron los materiales más ligeros (limos, arcillas, arenas). Esta acción continuada durante millones de años hizo posible que se llegaran a acumular espesores de sedimentos cercanos a los 4.000 metros.

Hace 10 millones de años la cuenca se abrió por la costa catalana y de esta manera el agua, que estaba acumulada, encontró una salida hacia el Mediterráneo, surgiendo el río Ebro. En la cuenca, ya desaguada, comenzó el proceso erosivo de los materiales hasta entonces acumulados.

Los depósitos de sedimentos, por un proceso natural de compactación y cementación, se transformaron poco a poco en rocas sedimentarias. Estas no sufren la erosión por igual ya que las rocas blandas (margas, arcillas) se erosionan mucho antes que las duras (areniscas).

Castillo de la Estaca.

Situado en un alto junto al Portillo de Santa Margarita nos encontramos con la silueta de los restos del Castillo de la Estaca. Este castillo, construido junto a los montes Nasa Alta y Nasa Baja, fue levantado allá por el año 1.200 bajo el reinado de Sancho El Fuerte para preservar las fronteras del reino de Navarra del vecino reino de Aragón.

Actualmente sólo quedan los restos de la torre homenaje, asentados sobre una plataforma rocosa, que consiste en parte de las paredes de mampostería del castillo. Por su tamaño parece ser que no podía albergar a muchos soldados. Hasta nuestros días han llegado restos de ballestas utilizadas por éstos en las batallas de la época.


Powered by Wikiloc


Para descargar esta ruta o ver más detalles, pincha aquí.

Aparcamos el coche en un aparcamiento habilitado en el Portillo de Santa Margarita, al borde de la carretera que lleva a Ejea de los Caballeros, justo en la muga entre Navarra y Aragón, desde...
... donde cogemos...
... una pista...
... que nos adentra en el Parque de las Bardenas Reales.
Cabezo.
Primavera.
Mientras paseamos podemos contemplar nuestro primer destino de la mañana...
... para lo cual nos salimos de la pista y cogemos, a nuestra izquierda, esta senda...
... que nos va a llevar en ascenso directo...
... hasta el collado de la montaña...
... desde donde podemos contemplar estas vistas...
... antes de llegar...
... a las ruinas...
... del Castillo de la Estaca.
Foto desde la cima.
Panorámica.
Una vez visitadas las ruinas del castillo proseguimos nuestro paseo caminando por la cresta ...
... muchas veces muy cerca del cortado...
... mientras nos acercamos a la Nasa Baja.
Detalle, utilizando el zoom, de la Bardena Blanca.
Llegamos a la misma base de la Nasa Baja y nos disponemos a ascenderla...
... entre vegetación puramente mediterránea...
... hasta llegar a la cota superior...
... desde donde podemos contemplar esta panorámica de la Bardena.
Zoom.
Foto desde la cima.
Laderas de las dos Nasas.
Seguimos cresteando, dejando a la Nasa Alta a nuestra derecha, hasta llegar...
... a la parte más noroccidental...
... de la cresta.
Zoom al Piskerra y al "laberinto de los ciervos" desde el final de la cresta de la Nasa Baja.
Nasa Alta, en la parte derecha vemos la senda por la que vamos a ascender...

... haciéndolo entre barrancos...
... hasta llegar la meseta cimera, llena de vegetación arbustiva, en donde se encuentra situado...
... el vértice geodésico...
... que marca la presencia de la cima.
Fotos desde la cima.

Si proseguimos la senda que nos lleva a la cima, a escasos metros del vértice, nos encontramos...
... con un espectacular balcón natural desde el cual poder contemplar la Bardena Blanca...
... la Bardena Negra...
... y en definitiva del amplio e inigualable paisaje...
... que nos regala el Parque Natural de las Bardenas Reales.
Fotos desde el balcón con la Bardena a nuestras espaldas.

Ya de regreso, contemplando todo el cresterío que hemos recorrido al venir, descendemos...
... hasta la pista que nos va a devolver, de nuevo, hasta el portillo.
Detalle de diferentes...
... brotes bardeneros...
... que emergen de la superficie arcillosa del terreno.
Balsa bardenera que durante el invierno sirve de abrevadero para el ganado.