Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

sábado, 27 de octubre de 2012

Peñalen (392 metros), Barranco del Rey y alto de Gurugú.


                                                    Duración.- 2 horas y 59 minutos.
                                                    Desnivel acumulado.- 376 metros.




Aprovechamos que el tiempo sólo da un respiro en la Zona Media de Navarra para acercarnos al Barranco de Peñalén, considerada una de las 10 maravillas de Navarra. Es una zona de inusitada belleza en la que la erosión del agua y del viento esculpen caprichosas formas aprovechando los yesos y las arcillas que abundan por esta zona.

A lo largo del camino obtendremos privilegiadas vistas de la unión de dos ríos que nacen en los Pirineos y que se juntan en este enclave. Estos dos ríos son el Arga y el Aragón. En sus orillas abundan los sotos y las choperas dando lugar a la presencia de innumerables aves que podremos avistar mientras paseamos. Es frecuente la presencia de garzas reales y de cigüeñas.


Desde el punto de vista histórico diremos que pocos enclaves hay en la Comunidad foral que conjuguen su belleza salvaje con el trágico destino de un rey. En este caso, el de Sancho Garcés IV, sucesor de García Sánchez III el de Nájera. Monarca de Pamplona, las crónicas de la época aseguran que una conspiración, urdida por sus hermanos Ramón y Ermesenda, acabó con su vida el 4 de junio de 1076. Las insensibles manos de su hermano le despeñaron por el barranco durante una cacería. Aunque no cabe duda que Peñalén quedara marcado como el escenario del regicidio, no está tan clara la veracidad de esta historia. Otras fuentes apuntan a que fue el señor de Funes, marido engañado, quien no dudó en empujar al rey por el barranco al grito de "A señor rey alevoso, vasallo traidor". Al malogrado rey le bautizaron como Sancho el de Peñalén, y a su vez al promontorio se le adjudicó el sobrenombre de "barranco del rey". Su muerte condujo al declive de nuestro reino ya que a raíz de este acontecimiento Alfonso VI de Castilla invadió Navarra y ocupó La Rioja, y Sancho Ramírez de Aragón fue proclamado rey de Navarra.



                   

                             Para descargar esta ruta o ver más detalles, pincha aquí.


Nada más comenzar nuestro paseo contemplamos una garza real en la orilla opuesta del río.
Los sotos y las choperas abundan en sus ricas riberas.
Vistas del río desde la orilla.
Espectacular imagen de Peñalén con sus 392 metros.

Panorámica de una caprichosa forma esculpida por la erosión en la ribera del río.
Debido a las fuertes lluvias de los últimos días el caudal de las aguas ha aumentado considerablemente y el color turbio denota la violencia  corrientes.
Colores.


Ya se empieza a divisar la unión de los dos cauces.

Muestra de la fuerte erosión a la que ha sido sometida esta superficie.
Senda por la que transitamos para llegar al Barranco.
La vegetación nos muestra el camino a seguir.
Barranco del Rey.
Panorámica del lugar en el que el Arga se funde con el Aragón. Llama la atención el verdor de su ribera para la época del año en la que nos encontramos.
Llegamos al mirador.
Al fondo se divisan la localidad vecina de Villafranca.
Desde arriba de Peñalén divisamos la senda por la que hemos transitado. 
Nos alejamos del mirador de acceso a la punta.
Ermita de la Virgen del Portegado.
Esta ermita, construida en 1961 en la elevación del monte Gurugú vino a sustituir a otra más antigua, del S. XVI, que encontraba en el centro del casco antiguo de Funes, en plena calle Mayor. En ella se venera a la Virgen del Portegado, cuya talla barroca se distingue por poseer una cabeza muy bien labrada, con cabellera postiza. Detalle.
Pequeño buzón en el alto de Gurugú.
Imagen del Corazón de Jesús En 1959 se colocó la primera piedra y fueron los vecinos de la localidad los que ayudaron voluntariamente a su construcción con tractores, mano de obra y dinero. Gracias al esfuerzo de todos en dos años el monumento estaba terminado. La estatua fue labrada en piedra por el escultor Rafael de la Huerta con una altura de tres metros y medio y un peso de tonelada y media.
Ayuntamiento de Funes.

2 comentarios:

  1. Bueno... Por lo menos no habéis acabado como el rey.

    ResponderEliminar
  2. Te puedo asegurar que casi lo conseguimos... ja, ja, ja

    ResponderEliminar