Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

domingo, 5 de mayo de 2013

Iturrunburu (1.338 metros) desde Sorogain pasando por el hayedo de Odia.

Duración.- 3 horas y 37 minutos.
Desnivel acumulado.- 559 metros.

Nuestro paseo de hoy arranca en el Valle de Sorogain ( en euskera soro=prado y gain=alto) con intención de ascender el monte Iturrunburu. Este valle tiene forma alargada y está tapizado en su totalidad por una alfombra herbosa en la que pasta el ganado de los municipios de la zona. Está atravesado por numerosas regatas que van a confluir dando origen a la regata de Sorogain.

Conforma un paisaje idílico en época primaveral por el verdor esmeralda de su praderas, por la belleza de los montes que lo conforman, por las aguas puras y cristalinas de sus regatas, por los bosques de hayas en los que la vegetación crece fuerte y vigorosa, por el aroma que desprende, por el trino de sus pájaros... en fin, se le puede considerar idílico por esencia.

Además, suma a todo ésto su carácter antiguo. Esta cualidad viene dada por la presencia de monumentos prehistóricos de épocas muy remotas, basados fundamentalmente en motivos funerarios como pueden ser los crómlech o los dólmenes, y que están distribuidos a lo largo del valle. 

Sus pastos, debido a su gran productividad, han sido objeto de disputas a lo largo de la historia entre los valles de Erro y de Baigorri hasta que firmaron un tratado. En este tratado se resolvió que los ganaderos de Baigorri tienen que pagar unas tasas y garantizar que el ganado que trae está sano. Así pues cada mes de Mayo entran las vacas y los caballos en el valle y en septiembre lo hacen las ovejas. Esto propicia el "Día de la marca", dos días  en los que se marca el ganado y que sirven de confraternización para pastores y ganaderos de ambos valles.

Gran parte del recorrido de este paseo transcurre por el espectacular hayedo de Odia. Se nos quedan cortas las palabras para definir este espacio natural en el cual apenas se aprecia la influencia humana, lo que hace que se cree un climax natural difícil de definir. En él hacen acto de presencia espectaculares ejemplares de haya, pero también podemos observar magníficos ejemplares de acebo que junto con los caprichosas formas que la luz dibuja en su paso entre las hojas hacen de este lugar un lugar mágico. Abundan también los helechos y si estamos atentos y no metemos mucha ruidera podemos tener la suerte de poder ver algún corzo, algún ciervo o algún pito negro. 




El comienzo del paseo lo iniciamos en el paraje de Sorogain. En esta fotografía vemos la regata de Sorogain fruto de la unión de la regata de Odia y de la de Aztakarri.
Salimos en dirección del hayedo de Odia admirando este ejemplar de haya que dejamos a nuestra izquierda.
A los pocos metros cruzamos la regata de Sorogain con la intención de empezar a afrontar la subida...
... pero antes de emprender nuestro paseo, nos desviamos de la ruta para observar algún ejemplar arbóreo...
y para obtener esta bonita panorámica del Adi.
Una vez regresamos a la senda, transitamos en paralelo a la regata de Odia...
... teniendo que atravesarla unas cuantas veces.
En nuestro caminar observamos enormes y bonitos ejemplares de hayas... 
... a las cuales ya les han brotado sus hojas después de una dura y larga estación invernal... 
... que este año ha tenido efectos devastadores para algunos ejemplares.
La senda poco a poco va ganando altura dejando a la regata cada vez más abajo...
... para descender a continuación y atravesar pequeñas cascadas de agua que bajan de cotas superiores.
Nos encontramos en pleno hayedo de Odia...
... lo que no significa que no nos encontremos algún abeto, algún pino o algún gran ejemplar de boj.
Es tal la riqueza del humus y son tan buenas las condiciones que se dan en esta zona, que nacen brotes herbáceos en cualquier dirección a donde mires.

Paisaje vegetal. El silencio sólo es roto por el canto de los pájaros y por el sonido de las aguas.
Puente artificial que atraviesa la regata...
... y desde el cual sacamos esta maravilla de fotografía en la que la vegetación cubre todo lo que está a su alcance...
... creando una espesa y verde alfombra que emana un aroma natural que nos reconforta durante el paseo.
Ahora entramos en zona abierta...
... en la que la luz nos proporciona el verdor tan intenso que recogemos en esta fotografía. 
Pero conforme vamos ganando altura, la vegetación va disminuyendo...
... hasta que llegamos al collado de Aratun. 
Una vez llegamos al collado, la niebla proveniente de Urepel nos envuelve... 
... celosa de que durante nuestro paseo...
...sigamos disfrutando de lo que esta montaña...
... hoy nos estaba regalando. 


Pasados unos minutos se arrepiente y nos ofrece una tregua. Momento en el que podemos advertir...
... el camino que nos falta para llegar... 
... al buzón del Iturrunburu.
Pero nuestra amiga ha roto la tregua y no nos deja disfrutar de las vistas cimeras. Así que nos tenemos que conformar con fotografiar unas florecillas que han brotado cerca del buzón.

Fotos del buzón.
Una vez que afrontamos el descenso por la otra vertiente, nos encontramos con este pequeño corral tan característico por estos parajes.
Hasta ahí abajo tenemos que descender. Lo vamos a hacer "a la brava" y en pocos minutos...
... nos encontramos a la altura de la regata de Astakarri que desciende del collado del que toma el nombre. 
Desde ahí arriba hemos descendido por la ladera herbosa que tenemos ante nosotros. 
Panorámica del valle.
Cromlench de Xanxoten Harria. Fechado entre los años 800-300 a.c.
Siguiendo la regata de Aztakarri, paseamos entre bonitos parajes...
... hasta llegar a este hermoso ejemplar de haya...
... que nos indica el final del fabuloso paseo de hoy.
Pero antes de terminar visitamos el Dolmen de Trikuharria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario