Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

sábado, 12 de abril de 2014

Nacedero del Itxako y cueva de Basaula desde Barindano.

Duración.- 2 horas y 51 minutos.
Desnivel acumulado.- 2 horas y 51 minutos.

Hoy nos hemos acercado a la localidad de Barindano con el fin de pasear por sus alrededores. Este paseo nos va a llevar por pistas y sendas que discurren por el barranco de Basaula, en donde visitaremos su espectacular cueva, pero antes pasaremos por el nacedero del río Itxako. Actualmente el manantial del Itxako es una de las estaciones principales de abastecimiento de agua potable de la merindad de Estella. El excedente de sus aguas fluye vigoroso camino de unirse a las aguas del río Urederra metros más abajo.

Una vez abandonado el nacedero, nos adentramos en el barranco de Basaula que comienza en las cercanías del monte San Cosme. Este barranco se formó por la acción erosiva del río sobre el terreno calizo y margoso de esta zona. La vegetación corresponde al tipo submediterráneo destacando la presencia de encina carrasca.

Cueva de Basaula: Posee una entrada de 6 metros de ancho y 8 metros de alto y en su interior está estructurada en tres niveles con una red de galerías de varios kilómetros. Las primeras salas pueden ser inspeccionadas con unos simples frontales y mucha imaginación, pero una vez pasados este punto la cosa se complica y hay que traer material apropiado de espereología para poder seguir avanzando.



El paseo comienza metros antes de la iglesia parroquial de San Millán de Barindano, construcción románica que data del S.XII. De esa época sobre todo destacan los muros exteriores de sillería y de sillarejo.
El cielo parece despertar y en estas primeras horas nos regala este juego de luces.
En los inicios del paseo, el terreno por el que transitamos es esta cómoda senda...
...salpicada por impresionantes encinas...
... desde donde podemos obtener estas vistas del monte Krezmendi.
Paleta de colores otoñal en una primavera...
... que poco a poco va avanzando. 
Ahora la pista se convierte en una estrecha senda...
... que serpentea entre paredones rocosos...
... dando al paseo...
... un toque agreste en esta zona. 
Este enorme tronco...
... sustenta estas poderosas ramas.
Panorámica de las Peñas de Etxebarri con la silueta de Peña la Agüeta a mitad de ladera.
Primer contacto con el agua.
Árbol...
... con todas las ramas en flor.
Ya llegamos... 
... al nacedero...
... del río Itxako...
... cuyo excedente de agua...
... discurre tierras abajo hasta juntarse con el río Urederra.
Detalle de la pureza de las aguas...

... que brotan del manantial.
Estas paredes rocosas nos indican...
... la presencia del barranco de Basaula al que vemos al fondo.
Dentro de este barranco podemos acudir a visitar a la cueva que lleva su mismo nombre. La cueva de Basaula.
Columnata rocosa en la entrada a la cueva. 
Poco a poco nos introducimos en la cueva...
... teniendo que encender nuestros frontales...
... para poder contemplar... 
... los diferentes tesoros...
... que esta inmensa cueva... 
...nos ofrece...
... en su interior. 
Detalle de una de las cámaras...
... por donde el agua...
... se desliza sobre el carbonato cálcico de sus paredes.
Detalle... 
... de una gran roca sobre nuestras cabezas.
Detalle...
... de la última cámara...
... que se puede visitar sin necesidad de tener el material adecuado.
Desandamos nuestros pasos...
... contemplamos el colorido de los habitantes de la cueva...
... y ponemos punto final a la visita a esta espectacular cueva.
Fotos desde la entrada.

En las mismas entrañas del barranco, observamos los primeros brotes primaverales de haya.
Paraje de las encinas.
En este lugar podemos encontrar a un ejemplar de encina cuyo tronco...
... se alza sobre una roca...
... bajo la atenta mirada de un buitre, que otea todo lo que ocurre en el barranco, desde esta repisa rocosa.
Encina sobre la roca.
Vistas.
Ya de camino de regreso, vemos como los primeros rayos solares de una nublada mañana calientan las edificaciones de Barindano bajo la atenta mirada del monte Larregoiko...
... a la vez que bañan las ramas de las enormes encinas que nos saludan en nuestro camino.
Al fondo vemos las paredes rocosas del Balcón de Pilatos.
Un nuevo ejemplo de que la estación primaveral... 
... está a punto de explotar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario