Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Andelos desde Mendigorría.

Duración.- 2 horas y 11 minutos.
Desnivel acumulado.- 115 metros.

¿Cuántos de nosotros nos desplazamos de vacaciones para descubrir diferentes formas de vida, visitar antiguas ruinas, etc... por  distintos puntos de la geografía mundial? La respuesta es evidente. Pero a esta primera pregunta añadimos otra en forma de reflexión: ¿Cuántos de nosotros, que nos vamos hasta los lugares más lejanos, somos conocedores de los muchos secretos y tesoros que nos depara nuestra tierra?. 

El paseo que hoy realizamos nos lleva a uno de esos tesoros que tenemos muy cerca de donde vivimos y que resulta desconocido para muchos, la ciudad romana de Andelos.  

CIUDAD ROMANA DE ANDELOS.

Esta ciudad, antiguo asentamiento vascón, tiene su origen en la Edad de Hierro. Progresivamente y gracias a la buena relación, carente de enfrentamientos bélicos, entre vascones y romanos fue adquiriendo en el S.I a.C la organización de villa romana. De esa época datan casas decoradas con pavimentos opus signinum (pavimento o recubrimiento formado por una mezcla impermeable de cal, arena y trozos de cerámica) , uno de ellos con una leyenda en alfabeto ibérico que todavía no ha sido debidamente descifrada. Andelos en el año 74 d.C alcanza la condición de ciudad.

El mayor esplendor de la villa se adquiere allá por el S. II d.C, época en la que se piensa que pudieron vivir cerca de 2.500 personas distribuidas por multitud de casas construidas en barrios y calles. Sobre dos de esas calles se articulaba el entramado de la urbe. Estas calles estaban orientadas de Norte a Sur ("cardo maximus") y de Este a Oeste ("decumanus maximus"). Aprovechando la dirección de estas calles se trazaban calles paralelas en ambas direcciones que formaban manzanas compuestas de varias viviendas, calles pavimentadas, edificios públicos, almacenes, lavanderías, etc...

Pero sin lugar a dudas, el descubrimiento más sobresaliente de esta ciudad romana fue el magnífico y sorprendente sistema de abastecimiento de agua. Un complejo sistema conformado por una presa que servía para contener el agua, un depósito regulador para almacenar el agua, un acueducto para conducir el agua de la presa al depósito, y del depósito a la ciudad. Por último destaca una edificación llamada "El castellum aquae" que era el depósito del centro de la ciudad desde donde se distribuía el agua hacia las fuentes, las viviendas, termas, etc...

La decadencia de Andelos se produce en la Edad Media al acabársele los recursos económicos que hacían que la ciudad mantuviera su esplendor. El remate para su abandono se produjo por una gran epidemia de peste que en 1.348 hizo que la ciudad se despoblara definitivamente.






Empezamos esta interesante ruta a la altura del Museo arqueológico de Andelos en el que se muestran los hallazgos descubiertos en las numerosas catas así como se explica diferentes aspectos de la vida en la ciudad romana de Andelos tales como el urbanismo, el sistema hidráulico, las termas públicas, el modo de vida de aquellas gentes, etc... 
Estos son los terrenos de cultivo que rodean al museo...
... bajo un precioso cielo revuelto que da sombra a nuestras figuras.
 Mendigorría.

Mirada hacia la sierra de Alaitz.
Lo primero que nos encontramos es el acueducto. Por él pasaba el agua desde la presa al depósito y desde éste a la ciudad. Su construcción era la de un canal de piedra que iría a ras de suelo y que se elevaría mediante arcadas para salvar el desnivel del suelo.
El acueducto llevaba el agua de la presa hasta un depósito regulador. Con unos muros de 3,5 metros de alto almacenaba hasta 7.300 metros cúbicos de agua. Este depósito se construyó sobre otro más pequeño que tuvo que ser remodelado para que fuera más resistente. El agua en su interior recorría el mayor trayecto posible para conseguir una mayor decantación.
Detalle dos contrafuertes que se construyeron dentro del depósito para lograr una mayor resistencia.
Seguimos por la senda, camino de visitar la presa, paseando entre campos de cultivos..
... encontrándonos con este monolito...
... y observando la vegetación silvestre de la zona que se haya compuesta de cáñamos...
... y de algún que otro ejemplar de encina.
Campo de olivos.
Detalle.
Al cabo de unos metros, encontramos los vestigios de la presa que construyeron para contener el agua de los diferentes barrancos, arroyos y riachuelos de la zona. Esta presa se encuentra a 3 kilómetros de la ciudad y tenía una longitud de 150 metros. En esta fotografía vemos el detalle de los contrafuertes.
En el interior de la presa nos encontramos con una arqueta que posee un fondo de argamasa hidráulica y una tubería de plomo para dar salida al agua. Desde aquí se accionaba la válvula de rotación que permite regular el caudal del agua.

Una vez visitada la presa volvemos hacia nuestro punto de salida para visitar los restos de la ciudad de Andelos.
 En primer lugar visitamos el extremos suroeste de la ciudad, también conocido como el barrio artesanal. Aquí llegó a ver una lavandería, una tintorería y algunos almacenes.
Detalle de una calle porticada. Esta calle es la que iba de norte a sur (cardo máximus).
Ahora visitamos el Castellum Aquae. Esta construcción era donde finalizaba el sistema de traída de agua y desde donde se iniciaba su distribución por la ciudad. Para ello había distintas categorías: la destinada al uso público entre las fuentes, la utilizada en las termas y la reservada para el uso de particulares previa concesión. En esta fotografía vemos la base sobre la que se levantaría la cámara superior o depósito que estaría cubierta con una bóveda de cañón o de arista. Las paredes y los suelos eran impermeabilizados con argamasa hidráulica.
Vistas desde la ciudad de las riberas del río Arga.
Cas Peristilo. Construída en el S.I d.C cuenta con una superficie aproximada de 600 metros cuadrados. Diremos que en la cultura romana el peristilo era el gran patio interior de una casa , rodeado por un pórtico de columnas y adornado por jardines y fuentes.
Hasta los días de hoy han llegado los apoyos de piedra sobre los que se asentaban las columnas, así como algunas de las basas o fustes.
A la derecha detalle de las columnas de la casa Peristilo. Por otro lado diremos que las calles en el diseño de las ciudades romanas tuvieron un importante papel, El tráfico peatonal quedaba encauzado con la construcción de aceras y para atravesar las calzadas colocaban hileras de bloques de piedra para facilitar el paso de los peatones y para reducir la velocidad de los vehículos de aquella época.
Casa de Implumium. Su nombre viene motivado por poseer un patio interior en donde se recogía el agua de la lluvia que caía sobre los tejados. Poseía un pequeño estanque por motivos estéticos y también prácticos. El suelo estaba decorado fuentes y estatuas sobre un pavimento de grandes losas.
Para finalizar el recorrido por la ciudad de Andelos visitamos las Termas. Tenemos que tener en cuenta que en el mundo romano este tipo de construcción desempeñaba un importante papel social ya que las casas no disponían de baños. Estas edificaciones contaban con vestuarios, con saunas de agua caliente, de agua tibia y de agua fría así como de gimnasios.
Panorámica de parte de la ciudad de Andelos.
Para finalizar el paseo nos acercamos hasta la ermita de Nuestra Señora de Andión. Este edificio fue construido a principios del S.XIII y reformado en el S.XVIII con estilo barroco.

El edifico original es de estilo protogótico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario