Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Paseo desde Olite a Beire.



Duración.- 2 horas y 33 minutos.
Desnivel acumulado.- 71 metros.


En el día de hoy, nos hemos acercado hasta la villa de Olite, antigua sede de la corte del Reino de Navarra, para dar un paseo por sus alrededores, visitando la vecina localidad de Beire,  y para visitar los diferentes referentes que tiene para ofrecernos. Este paseo carece de dificultad alguna y está enclavado dentro un bonito entorno cultural.

Palacio Real de Olite.

Este palacio, considerado obra cumbre del reinado del monarca Carlos III, fue objeto de admiración por las diferentes monarquías de la época. Entre otras cosas, se decía que tenía tantas habitaciones como días tiene el año. En realidad se trata de dos palacios construidos en etapas diferentes: 

Una primera, la más antigua, reposa sobre una antigua fortaleza romana que durante los siglos XIII y XIV fue sujeta a diferentes transformaciones. De esta época han llegado hasta nuestros días los muros exteriores y torres como la llamada Torre de la Atalaya. Para identificar esta zona, diremos que comprende lo que hoy se conoce como el Parador Nacional de Olite.

La segunda, mandada construir por el rey navarro Carlos III "El Noble" está edificada en un estilo gótico civil francés debido al origen del monarca. Para tal fin trajo a numerosos maestros europeos. El palacio arranca hacia 1.399 por orden de doña Leonor, pero será un año más tarde cuando su esposo, Carlos III, le dará el impulso que semejante obra requería. 

En su conjunto, este palacio se presenta un complejo conjunto irregular y anárquico en el que diferentes elementos arquitectónicos se entre-mezclan, de manera aleatoria en forma de galerías, patios, torres, jardines, etc... destacando un efectivo sistema hidráulico que traía el agua directamente desde el río Cidacos.

Todo esto motivó que fuera considerado uno de los castillos medievales más lujosos de Europa. En su interior disponía de exuberantes jardines, algunos a más de 20 metros de altura evocando a los jardines de Babilonia, y también de un zoológico en el que se podían contemplar jirafas, leones, camellos y todo tipo de aves, destacando las de cetrería.

Carlos III "el Noble".

Nació en la localidad francesa de Nantes en 1.361 falleciendo en Olite en 1.425. Su reinado se caracterizó por ser la mayor época de paz y prosperidad que vivió el reino de Navarra. Esto lo logró gracias a su reconocido carácter diplomático con los reyes vecinos. Gracias a estas virtudes, su reinado fue próspero y rico. Bajo su mandato fueron construidos fastuosos palacios como el de Tafalla, Olite o la catedral de Pamplona. Con el fin de consolidar las relaciones entre los reinos de Navarra y Castilla contrajo matrimonio con Doña Leonor de Trastámara.

Como hecho más relevante de su reinado fue la firma del Privilegio de la Unión en 1.423, mediante el cual se unieron, en una gran municipio, los tres núcleos urbanos de Pamplona como eran Navarrería, San Nicolás y San Cernin enfrentados entre sí en diferentes disputas. Para ello se mandó construir una Casa Consistorial en tierra de nadie y en confluencia con los elementos defensivos de los tres burgos.

También, como hecho destacable, diremos que instituyó el título Príncipe de Viana para todos los herederos del Reino de Navarra a imagen y semejanza de lo que se estilaba en los reinos europeos.





Panorámica.
Dejamos el coche, para comenzar el paseo, en las afueras del recinto amurallado del castillo....
... para dirigirnos hacia Beire.
Para ello atravesamos por un puente que nos permite atravesar esta pequeña corriente de agua.
Vistas del puente. Como se puede observar se compone dos ojos abovedados.
Detalle.
Reflejos sobre las tranquilas aguas del río Cidacos.
Mirada hacia...
... el paisaje que nos rodea.
No podíamos obviar, al encontrarnos en el enclave estratégico de la Denominación de Origen del Vino Navarro, las enormes extensiones de viñas...
... que rodean a la localidad de Olite.
Una vez nos hemos alejado de Olite...
... y nos acercamos hacia tierras del municipio de Beire... 
... , bajo un cielo que nos sorprende por sus brillos y destellos, ...
... empezaremos a observar campos de cereal.
En este caso, paseamos paralelos a un maizal.
Detalle.

Si nos fijamos en esta fotografía, al fondo, observaremos la silueta de la iglesia-fortaleza de Santa María de Ujué.
Como podemos observar en esta fotografía, la erosión que las aguas del río Cidacos han excavado sobre margas y arcillas nos da una idea de la naturaleza del suelo.
Detalle.
Un nuevo elemento natural se nos une al paseo. Al contemplarlo me viene a la memoria una frase que solía mencionar mi abuela cada vez que lo contemplaba; "El que el arcoiris ve, no se morirá de sed."
A las viñas y a los campos de cereal también se le suma, para completar un paisaje netamente mediterráneo, la presencia de olivos.
Una vez hemos llegado a la localidad de Beire, nos acercamos hasta la iglesia de San Millán. Esta iglesia gótica, de planta de cruz latina, fue construida en el S.XIV. En esta fotografía observamos el pórtico de entrada que consta de arcos apuntados con arquivoltas y capiteles que narran la vida de San Millán.
Palacio de Ezpeleta.
Puente medieval en las afueras de Beire. Realizado con piedra de sillar posee dos arcos apuntados...
... bajo los cuales surcan las aguas del río Cidacos.
Canal de riego.
Paisaje.
Ya de regreso de nuevo a la localidad de Olite...
... divisamos la "torre aguja" de la Iglesia de San Pedro que mide 52 metros. Esta torre gótica, de planta cuadrangular, está coronada por una "aguja" octogonal de piedra de gran altura.
Este edificio pertenece, en origen, al románico pero también posee elementos del gótico como del barroco. Consta de tres naves más crucero. Del exterior cabe destacar su portada abocinada, de estilo románico, y que está compuesta por seis  arquivoltas de medio punto.
Detalle del tímpano con las figuras de San Pedro, San Andrés y Santiago. En el dintel se representan diferentes escenas de la vida de San Pedro. Ambos, tímpano y dintel, son de estilo gótico.
Detalle.
Visitada y asombrados por la belleza de la Iglesia de San Pedro, proseguimos nuestro paseo...
... por el recinto del castillo-palacio...
... hasta llegar...
... a la iglesia de Santa María la Real. Esta iglesia comenzó a construirse allá por el S.XIII. Su estilo arquitectónico pertenece al gótico con influencias cistercienses. Consta de una bella portada gótica de arco apuntado abocinada por ocho arquivoltas y con un tímpano dividido en dos zonas separadas por una Virgen sedente con niño.
Detalle del friso que consta de seis arcadas a cada lado de la puerta bajo las que están representados los apóstoles.
Detalle del atrio gótico fechado en el S.XV formado por arcos polilobulados  y del ventanal superior formado por un arco de medio punto.
Vista parcial del antiguo Palacio Viejo, de origen romano, construido entre los S. XII y XII en la que destaca la presencia de la llamada Torre de las Cigueñas. Se trata de una torre de planta cuadrada rematada por un pequeño cuerpo cilíndrico.
Poco a poco vamos dando nuestro paseo por acabado mientras recorremos el conjunto amurallado por afuera para contemplar la llamada torre de las tres coronas, la gran torre y la torre del homenaje...
...además del depósito de hielo que poseía este Palacio y que parece ser que se empleaba como sistema de conservación de alimentos a base de capas de nieve.
En el centro la torre de la atalaya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario