Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

domingo, 1 de marzo de 2015

Cueva de Diablozulo y Castillo de Tiebas desde Guerendiain.

Duración.- 2 horas y 20 minutos.
Desnivel acumulado.- 199 metros.

Hoy después de un mes de febrero considerado como el más lluvioso desde 1.880, hemos vuelto a realizar un paseo por la Cuenca de Pamplona. El paseo de hoy no sube ninguna montaña, pero nos ha resultado de lo más entretenido y variado. 

Cueva de Diablozulo.

En esta cueva se han encontrado los restos de los habitantes más antiguos del valle y que podemos encontrar en el museo arqueológico de Navarra. Podremos recorrerla en su totalidad siempre y cuando vayamos bien provistos de frontales o de linternas. En su interior podremos admirar columnas, pilares, estalagmitas, estalactitas, etc... en las diferentes galerías y salas de las que está compuesta dicha cueva.

Castillo de Tiebas.

Situado en la localidad de Tiebas, este castillo fue mandado construir en el S. XIII por el rey Teobaldo II y sirvió de residencia para él mismo y también para Enrique I y Carlos II. De planta rectangular estaba compuesto por dos plantas en torno a un patio central. De esta forma diremos que tiene influencia francesa. Destacaba por la policromía de las baldosas del suelo que eran de color rojo, verde y crema, siendo el color de sus tejas amarillas, verdes y marrones. Los aposentos eran enormes y disponían de grandes chimeneas y de grandes ventanales de tracería gótica.

Durante la Guerra de Castilla el castillo fue derruido en 1.378. Posteriormente fue levantando por la familia Beaumont pero durante la Guerra de la Independencia (1.808-1.812) fue dañado de forma irreversible.



Salimos desde la iglesia de San Juan Bautista de Guerendiain. Posee nave única, dividida en tres tramos, bajo una cubierta de cañón.
Nada más salir del pueblo, cogemos una pista que va a desembocar en una estrecha senda que discurre entre bojes...

... y algún que otro gran ejemplar de roble como el de esta fotografía.
A los pocos metros de ascensión, entre un paisaje que rebosa vida,...
... alcanzamos la entrada a la cueva de Diablozulo.
Esta es la vista que vemos antes de introducirnos en ella...
... y transitar por el vestíbulo de la entrada...
... en donde destacan...
... las enormes estalactitas que se descuelgan del techo de la sala.
Detalle.
Con mucho cuidado, debido a lo resbaladizo del suelo que pisamos, vamos dejando cada vez más lejos el punto por donde hemos accedido.
Las salas contienen alguna gran columna, fruto de la unión de estalactitas y estalagmitas, que al ser iluminadas nos muestran un bonito colorido.
Seguimos visitando las diferentes estancias de la cueva...
... cuyos suelos están encharcados, formando pequeñas lagunas, debido fundamentalmente a las copiosas lluvias de los últimos días... 
... que han hecho que el agua se filtre al interior de la cueva.
Detalle.
La luz de nuestros frontales... 
... en contacto con la roca, hace que el entorno esté iluminado de diferentes tonalidades creando una composición como ésta.
Esto cuelga por encima de nuestras cabezas... 
... y esto también. Ante nosotros otra habitante de la cueva.
Para acceder de una sala a otra debemos de agacharnos por las diferentes cavidades que nos proporciona la roca...
... y de esta forma acceder a contemplar maravillas como la que mostramos en esta fotografía. Pilar compuesto por dos columnas.
Paso estrecho por el que nos deslizamos...
... en nuestro camino de salida la exterior. 
Vistas desde la entrada, antes de emprender el descenso hasta el comienzo del pueblo de Guerendiain...
.... y llegar hasta esta piedra en la que se nos indica la dirección del Camino de Santiago aragonés.
                                Desde ese punto, emprendemos el paseo en dirección       a la localidad de Tiebas...

... por una agradable senda ...
... en donde los verdes brotes, que nos anuncian la estación del año que se nos aproxima, se mezclan...
... con las últimas hojas supervivientes de una dura estación invernal.
La senda está muy bien señalizada...
... discurriendo entre zonas despejadas y pequeños bosques.
Nota de color en el camino.
Al fondo Erreniega...
... a nuestra derecha Pamplona...
... arriba las estimaciones del monte Orrontz...
... y enfrente nuestra nuestro punto final del paseo de hoy, el Castillo de Tiebas.
Situado en lo alto de un pequeño cerro...
... nos encontramos con las ruinas del Castillo de Tiebas.
Este castillo de planta rectangular...
... poseía gruesos muros apoyados sobre doce contrafuertes en donde estaban situadas las garitas de vigilancia.
En el centro del Castillo había un patio, con su claustro y columnatas, en donde destacaba la presencia de una fuente que era la que proporcionaba agua a sus habitantes.
Fotos desde el castillo.

En la parte inferior nos encontramos con la bodega. De forma rectangular está cubierta por una bóveda de medio cañón. En el lado derecho de la fotografía se pueden apreciar los seis nichos en donde se colocaban las barricas con el vino.
Vestigios de lo que antaño eran arcos que formaban una bóveda de crucería, probablemente de tres tramos. 
Las ménsulas, actualmente no encontraremos ninguna, sobre las que descansaban los arcos estaban decoradas con cabezas y figuras humanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario