Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

domingo, 13 de septiembre de 2015

Trinidad de Iturgoyen (1.224 metros), pasando por Artxurieta (1.228 metros), desde Lezáun.


Duración.- 3 horas y 23 minutos.
Desnivel acumulado.- 467 metros.


Leyenda de la Trinidad de Iturgoyen.

“Paseando un pastor de Iturgoyen por el monte, observó una paloma en el suelo. La cogió y la metió a su zurrón, pero cual fue su sorpresa que al caer la noche llegó a casa y al ir a sacar la paloma vio que había desaparecido. Pero mayor fue su sorpresa cuando al días siguiente, al pasar por el mismo sitio, vio a la misma paloma. La recogió, la ató, y la metió otra vez en el zurrón, cerciorándose de que estaba a buen recaudo y que esta vez no podía escaparse. Cuando regresó a casa, abrió el zurrón que seguía bien atado y al sacar la paloma comprobó que nuevamente había desaparecido. Y así durante muchos días posteriores corriéndose la voz por toda la zona.

Los habitantes del vecino pueble dede Lezáun nada más enterarse de la noticia dijeron que el terreno donde había aparecido la paloma era de ellos y que por lo tanto les pertenecía, provocándose un pequeño conflicto entre los dos puebles. Así que para dilucidar a quien pertenecía ese terreno se les ocurrió la siguiente solución:

En vista de que no había acuerdo, acudieron sendos pastores de los dos pueblos implicados al lugar de los hechos. Al llegar comprobaron nuevamente que la paloma seguía allí. El primero de los pastores, pastor de Lezáun, intentó cogerla y ella echó un pequeño vuelo. Y así durante sucesivas veces. Así que paso a intentarlo el pastor de Iturgoyen que lo consiguió a la primera. Tras semejante acontecimiento los vecinos de Iturgoyen bajaron muy contentos con su paloma, pero al llegar al pueblo se dieron cuenta que había desaparecido. Entonces comprendieron que se quería quedar donde había aparecido, y por eso levantaron la ermita donde está y aquel terreno se quedó para Iturgoyen”. 

Sierra de Andía.

Esta Sierra, junto con su vecina de Urbasa, marcan la separación entre la Navarra húmeda y la mediterránea. El término Andía, proviene del euskera "Handia" cuyo significado es "grande", viene dado porque sus terrenos poseen una extensión aproximada de unas 21.000 hectáreas. Morfológicamente esta sierra es más rica  que la de su vecina Urbasa ya que posee gran diversidad de formas plasmadas en diferentes tipologías de rocas, grutas, barrancos, cascadas como la que vida al manantial de Arteta, etc... Sus bosques están constituidos por bellísimos hayedos que otorgan al paisaje unos matices verdes que provocan la delicia de quienes los visitan. 


Pero quizás la característica más reseñable de esta sierra es que, junto con la sierra de Urbasa, conforman el verdadero almacén de agua de la comunidad Navarra. Esto es motivado porque la configuración y la estructura de Andía son terrenos macizos calcáneos en los cuales hay erosión por disolución de estructuras fisuradas que permiten el paso del agua a zonas profundas.Esta es la razón de que en el subsuelo de Urbasa y Andía haya una inmensa cantidad de agua. Se estima que la capacidad total que puede almacenar es de 29.000 Hm3 lo que equivale aproximadamente a seis pantanos de Yesa. Para hacerlo más fácil ... imaginémonos  dos enormes esponjas, Urbasa y Andía, cuya función es absorber el agua de la lluvia que se filtra, la almacena, y el excedente lo rezuma por manantiales y nacederos.



Aparcamos el coche en las afueras de Lezáun y cogemos la pista que sale de dicha localidad mientras amanece y contemplamos como el sol tiñe de dorado el cielo sobre Peña Grande (a la izquierda) y sobre Peña Chica (punta que se ve a la derecha). 
Paseamos observando a nuestra derecha el monte Mendizelaia ...
... mientras nos detenemos en alguna mata que otra de endrinas qu encontramos a ambos lados de la pista.
En primer plano el cañón de Ubagua que une las localidades de Riezu y Lezáun.
Si nos miramos fijamente al frente podremos observar, en este caso entre la niebla, la silueta de la ermita de la Trinidad de Iturgoyen fin de nuestro destino de hoy.
Detalle. 
Balsa para el ganado que nos sirve para poder fotografiar...
... nuestros reflejos de hoy... 
... antes de proseguir nuestro paseo... 
... hasta llegar a este curioso corral que aprovecha los muros naturales para poder guarecer y recoger al ganado...
... que en estos momentos pasta, ajeno a nuestra presencia, al llegar al inicio de los rasos de Andía.

A los pocos metros de caminar por la senda que discurre por los rasos, giramos noventa grados y decidimos ascender por esta ladera que está limpia de vegetación (no sabemos cómo estará en otra época del año)... 
... hasta atravesar este primer muro que pasaremos sin problemas...
... para llegar a una zona más alta...
... en la cual existe este segundo muro que deberemos de recorrer hasta encontrar...
... un sitio en el cual lo saltaremos teniendo cuidado con el alambre de espino que discurre por la parte superior del murete.
Fachada de la ermita.
Cuando atravesamos el muro, obtendremos unas vistas de la ermita. En el día de hoy, debido a las nieblas que se han asentado en estas cimas, aparece y desaparece engullida por dichas nieblas.

Ascendemos paralelos al muro...

 ... mientras dejamos atrás el terreno recorrido...

 Pasando junto a esta estación metereológica...
 ... hasta llegar a la cabecera de la ermita. En esta fotografía observamos el monte Mugaga.
Esta ermita, de origen románico, fue construida en el S. XIII y posee un pórtico de arco de medio punto con tres arquivoltas. 
En uno de los brazos tiene un porche protegido en donde encontramos el buzón de esta montaña...
... desde el cual observamos a la localidad de Lezaun abajo del valle.
Buzón. 
Pórtico de entrada desde el porche. 
Fotos desde la ermita.

Ahora nos acercamos hasta vecino monte Artxurieta...
... mientras la niebla nos da un respiro y podemos observar la encapotada cima del monte Beriain/San Donato.
Monte Artxurieta.
Trinidad desde Artxurieta.
Trayecto de descenso.
Malkasko.
Collado desde el cual se puede ascender...
... al monte Oskandia que tenemos enfrente. Si nos fijamos, en la zona inferior se sitúa la senda de ascenso por la que hemos venido. Si en vez de haber ascendido por la ladera que vemos a nuestros pies hubiésemos seguido rectos, llegaríamos al collado que hemos visto en la fotografía anterior.
Una vez abajo...
... regresamos por donde hemos venido...
... paseando entre enormes ejemplares de hayas, robles y encinas como la de esta fotografía.
Detalle.
Al fondo vemos a los montes Montejurra a la izquierda y Monjardin a nuestra derecha.
Conjunto de fachada de acceso a la iglesia de San Pedro con su correspondiente frontón.
Detalle del pórtico de entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario