Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Anie (2.504 metros) desde el Puerto de Ernaz/Piedra de San Martín.


Duración.- 7 horas y 2 minutos.
Desnivel acumulado.- 851 metros.

Hoy dirigimos nuestros pasos a la primera montaña que rebasa los 2.500 metros viniendo desde el Cantábrico, el monte Auñamendi/Anie. Esta montaña (cuyo significado en euskera es "Monte de las cabritas") constituye el punto culmen de una región kárstica de extraordinaria belleza que hace las delicias de cualquier geólogo, montañero o geógrafo por la singularidad de su paisaje. Aparte de lo que se puede apreciar sobre la superficie tenemos que saber que bajo sus entrañas se encuentra la Sima de La Pierre Saint Martin.

Para poder afrontar la ascensión a esta montaña deberemos de adoptar unas mínimas medidas que harán que nuestro proyecto fructifique ya que las condiciones varían muchísimo en este enclave montañero si realizamos este paseo en verano o en invierno. Si lo hacemos en invierno, esta montaña nos recibirá engalanada de blanco lo cual nos hará extremar las precauciones si el manto de nieve que la cubre no es demasiado denso ya que existen numerosas y profundas simas por toda la zona. Si, por el contrario, acometemos su ascensión en meses estivales, deberemos de ser muy generosos en el acopio de agua ya que la aproximación hasta la base de la montaña es larga y pesada y en esta zona no existe fuente alguna para poder saciar la sed provocada por el calor existente en este desierto Kárstico que carece de sombra alguna para poder protegerse de los rigores del calor.

Tanto en verano como en invierno será básico que portemos, en nuestro material de montaña, un buen GPS para realizar esta ascensión ya que es muy habitual que en estos parajes se asienten las nieblas y transformen este precioso paisaje en un auténtico laberinto del cual sea prácticamente imposible salir.

Mitología del monte Auñamendi/Anie.

Esta montaña, situada en territorio francés, es considerada montaña sagrada ya que en ella, se cuenta, que tiene su morada Jauna Gorri. Este personaje mitológico era temido por desatar toda su furia, sobre todo aquel que ose escalar esta montaña, y lo hace en forma de grandes tormentas y  enormes granizadas que frustran todos los intentos montañeros que desean ascenderla. Era tal el temor que los habitantes del valle de Lescun prohibían el ascenso a todo aquel que quería ascenderla para evitar la ira de Jauna Gorri.

Sima de la Piedra de San Martin.

Situada bajo las cumbres de los montes Arlas y Anie se extiende una región kárstica cuya superficie está formada por uno de los lapiazes más interesantes del mundo. En él podemos encontrar simas, cavernas, colinas, cuevas, etc... La más conocida es la sima de San Martin.

 Con sus 1.410 metros de profundidad estudiados, esta sima es considerada como una de las más profundas del mundo. Posee una red de galerías, que supera los 125 kilómetros de longitud, en donde destaca la presencia de la Sala de la Verna que está ubicada a 700 metros de profundidad. Esta sala, para que nos hagamos una idea de la magnitud de esta sima, posee unas dimensiones de 270 metros de longitud, 230 metros de anchura y 180 metros de altura. Como curiosidad diremos que esta sala ha sido sobrevolada en globo...

Powered by Wikiloc



El paseo comienza a la altura del puerto de Ernaz, también conocido como Piedra de San Martín, lugar en donde todos los años el 13 de julio se celebra el Tributo de las Tres Vacas, para...
... coger la senda que nos va a llevar a nuestro destino de hoy bien visible al fondo de esta fotografía.
La mañana, cosa muy habitual en este paraje, presenta unas nieblas bajas que impiden ver el paisaje del valle de Belagua así como sus montañas desde esta zona de la senda. 
Una senda que transita por las faldas del monte Arlas...
... camino del collado de Pescamou...
... en donde las nubes bajas hacen también acto de presencia...
... deslizándose por las laderas hasta cubrir el fondo de los valles...
... creando este paisaje difuminado. 
Detalle.
Seguimos caminando por una senda bien marcada con señales amarillas... 
... mientras echamos la mirada hacia atrás para ver el terreno recorrido.
Refugio de los espeleólogos, siempre lo hemos encontrado cerrado con cadenas.
Caminando ente este paisaje...
... poco a poco vamos avanzando finalizando la parte de travesía que discurre por un terreno cómodo entre prados...
... y que está perfectamente señalizado con cairns y pintura.
Detalle. 
Llegados a este punto nos disponemos a afrontar...
... una complicada orografía, con el monte Soumcuy al fondo, ... 
... a la que se le conoce como "Desierto pétreo de Larra".
Este es el paisaje...
... que nos rodea...
... desde una pequeña hoya por la que transitamos y que da buena cuenta de la dureza y crudeza de la orografía de esta zona.
Salimos de la hoya para acometer...
... un continuo sube y baja... 
... hasta llegar a una especie de balcón natural desde el cual el Anie nos muestra todo su esplendor.
Los Añelarra. El mayor constituye la cuarta mayor altura de las montañas navarras.
Panorámica desde la cual observamos la parte somital del Soumcuy. 
Esto es lo que nos falta por ascender.
Así que nos ponemos manos a la obra...
... afrontando unas duras rampas por la ladera. 
Panorámica en la que vemos, al fondo, la figura de La Mesa de los Tres Reyes y a su izquierda aparece la cima del Pene Blanque.
Pala final... 
... antes de llegar... 
... a la cima del monte Anie. 
Una vez que nos asentamos nos encontramos...
... con estas preciosas vistas.
Al fondo podemos observar al monte Midi y a su izquierda Balaitus y Palas.
Contienda en primer plano.
Mirada hacia el Pirineo Navarro.
Vivac en la cima.
Fotos desde la cima. 
Detalle.
Las cumbre de los Pirineos parecen grandes barcos que surcan un mar de nubes.
El cielo se está empezando a cubrir de nubes...
... cosa que no inquieta a nuestro compañero de cima ya que seguro que ha subido y, sobre todo,  va a bajar mucho más cómodo que nosotros.
Emprendemos el descenso... 
... siguiendo una estrecha senda que corta la montaña... 
... y que nos va a hacer descender rápidamente. 
Este es el terreno que debemos de atravesar ahora en nuestro camino de vuelta... 
... después de haber descendido...
... las rampas del monte Anie.
Senda y Soumcuy al fondo.
Volvemos a sumergirnos en un terreno de continuos toboganes pétreos...
... hasta llegar a un terreno...
... mucho más abierto en donde encontramos este pino negro de altura. Su enclave está ubicado en el más alto de los de su especie en este paraje.
Al cabo de más de dos horas caminando por terreno pedregoso, recuperamos el prado...
... que nos llevará de regreso y nos introducirá en una niebla que tapa casi por completo el monte Arlas del cual sólo se vislumbra su parte superior entre las nubes. 
Última mirada al "Desierto pétreo de Larra" con sus dos protagonistas principales. El monte Soumcuy a la izquierda y al máximo referente, a la derecha, el monte Anie.
Después de unos centenares andando entre la niebla y haciéndonos valer de nuestro GPS, sin el cual es muy poco aconsejable adentrarse en este paraje, el cielo se despeja... 
... lo que hace que podamos contemplar al monta Arlas desde la otra vertiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario