Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

lunes, 5 de agosto de 2013

Arlas (2.044 metros) desde la frontera.


Duración.- 1 hora y 45 minutos.
Desnivel acumulado.- 276 metros.

Hoy nos encontramos en el macizo de Larra desde donde vamos a emprender la ascensión a uno de los seis dos miles que nos podemos encontrar en Navarra. Lo podemos definir, sin posibilidad de equivocarnos, como el dosmil más fácil de ascender. Constituye un buen comienzo montañero para todos aquellos que quieren hacer sus pinitos a una determinada altura. Desde el buzón podemos obtener unas maravillosas vistas de los alrededores.

El comienzo de la ruta se sitúa en la misma muga con Francia, lugar en donde todos los años se celebra el Tributo de las tres vacas. El 13 de julio es la fecha en la que se renueva este tributo milenario considerado el más antiguo de Europa. Este lugar sirve de punto de encuentro entre vecinos del valle del Roncal y vecinos del valle francés de Baretous. Pero esta celebración se remonta al año 1375, año en el cualuna sentencia arbitral impuso a los bearneses el pago perpetuo de tres vacas a cambio del aprovechamiento de los pastos roncaleses por rebaños franceses. El veterinario de Isaba elige a tres reses que deben de ser entregadas a los vecinos del valle del Roncal y que deben de ntener igual dentaje, pelaje y cornaje. Una vez realizada la entrega, los bearneses, enarbolando una bandera francesa, y los roncaleses, ataviados con los trajes típicos del valle, sellan su compromiso de paz mediante la imposición de unas manos sobre otras a la vez que exclaman al unísono "pax avant, pax avant, pax avant". Tras el nombramiento de los guardas que vigilarán y cuidarán de los rebaños, se celebra una animada comida popular. A lo largo de la historia esta hermandad entre los valles no fue tan amistosa y allá por el siglo XIV dejó de celebrase. Este hecho motivó enfrentamientos armados que se saldaron con numerosos muertos y heridos. Esto motivó que en 1.375 se promulgara esta sentencia de mutuo acuerdo que se celebra en hermandad.

Pero además tendremos que decir que esta puntiaguda montaña se sitúa en la extensa meseta calcárea de Larra, uno de los mayores macizos Karsticos de Europa. Como curiosidad apuntaremos que, siendo una zona de continuas precipitaciones, no existe ningún curso de agua a excepción de una fuente. Sin embargo, y debido a la naturaleza de la caliza de la zona, las aguas se filtran a un nivel subterráneo a través de grietas, dolinas y simas fluyendo al exterior en el valle de Zuberoa y dando lugar a ríos como el San Jorge y el San Vicente.




Iniciamos el paseo a la altura del mojón 262, muga con Francia y lugar en donde se celebra el "Tributo de las Tres Vacas".
Enseguida vamos ganando altura poco a poco...
... pasamos por el refugio.
Nuestro paseo, en este momento, discurre entre...

... bosques de pinos...
... que se mezclan con la piedras calizas del macizo.
En los metros iniciales, el paseo discurre por esta senda...
... que nos conduce a este pequeño ibón.
En esta fotografía os mostramos la cima vecina del Arlas que responde al nombre de Lexa.
Las nubes nos acechan, pero parece que vamos a poder llegar hasta arriba antes de que nos alcancen.
Panorámica.
El Anie emerge, como si fuera un gigante, de entre las nubes.
Vistas desde el collado de Pescamou. 
En nuestro ascenso nos encontramos con máquinas de la estación de esquí.
Esto es lo que nos queda para llegar arriba.
La inconfundible silueta del Anie.
Ante nosotros el Soumcuy con sus 2.315 metros de altitud.
Imagen del Murlong y detrás el Pico Lastras.
Paisaje kárstico con el Anie de testigo.
Vistas bajo un cielo azul.
 Al fondo podemos contemplar el Txamantxoia y al fondo de la fotografía emerge Peña Ezkaurre.
Fotos de la cima.

Miramos hacia abajo disfrutando del paisaje característico del valle de Larra.
Nubes penetrando en los valles.
Buzón.
Flor de altura.
Último vistazo al Arlas y al Anie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario