Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

martes, 9 de junio de 2015

Akomendi (949) metros, pasando por el monte Uniz (772 metros) , desde Itzulegi.


Duración.- 3 horas y 18 minutos.
Desnivel acumulado.- 362 metros.

El paseo de esta mañana arranca desde Itzulegi. Esta localización la podremos encontrar si pasamos el alto de Otsondo, dirección Francia, y a continuación cogemos la carretera que se dirige hacia Gorramendi. Al llegar a una balsa, en la misma base de esta montaña, dejaremos el coche con el fin de acometer este nuevo paseo.

Un paseo que va a discurrir en su mayor parte por la falda del macizo de Gorramendi a lo largo de toda la extensión de éste. Para ello nos adentraremos en un hermosísimo hayedo, salpicado por numerosos barrancos que evacuan aguas de cotas superiores, que nos hará disfrutar de lo lindo. Una vez vamos ganando altura , el bosque deja paso a zona de praderío que nos va a conducir hasta la cima de la montaña. Desde allí tendremos unas vistas maravillosas de las montañas de la zona.

Como curiosidad diremos que este macizo supone por primera vez que el cordal pirenaico supera cotas superiores a 1000 metros de altura.




Para descargar esta ruta o ver más detalles, pincha aquí.


Salimos desde Itzulegi, situado en la base del monte Gorramendi...
... y nos apresuramos a emprender nuestro paseo...
... ante la curiosidad...
... del ganado de la zona... 
... mientras nos introducimos en un hayedo...
... en donde la niebla consigue que la realidad se transforme...
... bajo un halo de misterio y melancolía...
... en una fantasía...
... de un remoto mundo verde...
... en donde no falta la rana que quizás un día, ¡ Quién sabe!  se convierta en príncipe o princesa.
Momentazo...
... antes de salir...
... al collado de Burdingutzetako lepoa...
... en donde nos encontramos a este rebaño de ovejas con los colores del equipo de fútbol de la tierra que tanto se jugaba ese día en tierras catalanas.
Detalle.
Esta imagen nos indica que dentro de poco se producirá en este lugar el ciclo de la vida. 
Entre unas cosas y otras ya llegamos a la cima del monte Akomendi.
Buzón.
Dos panorámicas... 
... de las montañas de los alrededores totalmente tapadas por nieblas matutinas. 
Por allí está la cima del monte Gorramakil.
Iguzkimendi.
El vecino Irubelakaskoa.
Fotos desde la cima.

Loma de ascenso al monte Gorramakil.
Vistas del terreno a ascender al monte Gorramakil desde el collado... 
... y mirada hacia atrás para otear el terreno descendido desde la cima del monte Akomendi...
... antes de introducirnos en el asombroso bosque...
... en donde la luz atraviesa, como buenamente puede, la espesura de las copas de los árboles para posarse suavemente en un suelo tapizado de musgo y hojarasca.
Paseamos por las entrañas del hayedo...
... aprovechando cualquier claro para poder fotografiar...
... montañas conocidas. Al fondo el monte Mondarain.
Una vez hemos descendido unos doscientos metros decidimos visitar la cima del monte Uniz...
... que se haya tapizada por una gran extensión de helechos.
Vistas del monte Otanarte con sus antenas.
Volvemos al mundo del "verde"...
... que nos transporta a un ambiente mágico...
... quedando embriagados de tanta vida alrededor nuestra.
En primer término el monte Otanarte y al fondo el monte Gorramendi.
Pequeña cabaña, visitada a la ida, alrededor de la cual pasta plácidamente un rebaño de Pottokas.
Panorámica del monte Gorramendi desde el bosque... 
... y del monte Otanarte.
A esta flor se le llama "dedalera". 
Detalle. 
Vestigios de una de las antiguas edificaciones norteamericanas de la estación aérea en la falda de la montaña.
Monte Alkurruntz en primer término, después el monte Larrondo a su izquierda. 
Al fondo se vislumbra la silueta del monte Artzamendi.
Zoom a su cima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario