Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

domingo, 29 de abril de 2018

Foz de Lumbier.

Duración.- 58 minutos.
Desnivel acumulado.- 53 metros.

Foz de Lumbier.

La foz de Lumbre, con sus 1.330 metros, es considerada como una foz pequeña de extraordinaria belleza. Sus espectaculares paredones rocosos, llegan a alcanzar una altura de 150 metros, conforman el habitat ideal (con sus grietas, repisas, etc...) para la nidificación de grandes aves rapaces como quebrantahuesos y, sobre todo, buitres leonados. Estas extraordinarias paredes rocosas han sido labradas, con el curso de los años, por el curso del río Irati.

Puente del diablo.

Puente del Diablo o Puente de Jesús. Según cuenta una de las leyendas más conocidas, cerca de la foz de Lumbier, en la orilla derecha del río Irati, había un palacio donde vivía una rica dama llamada Magdalena. Aunque era joven y bella, la señora padecía del riñón y del estómago. Por eso, un día, su bondadosa esclava Cliastela, se ofreció a llevarle un cántaro del agua de la fuente de Liscar, famosa por sus propiedades curativas. Para ir hasta la fuente, situada cerca de Liedena, había que cruzar el río en barca. Sin embargo, cuando la abnegada Cliastela se disponía a pasar a la otra orilla al atardecer, se encontró con que una riada se había llevado el pontón. La esclava pensó entonces encomendarse a sus dioses antiguos, o quizás a la nueva religión que acababa de llegar de manos de los frailes de Leire. Y en esa duda estaba cuando se le apareció el diablo, en forma de un apuesto caballero que se ofreció a construirle un puente a cambio de su alma. Según el pacto al que llegaron, el viaducto debía levantarse entre las diez de la noche y las seis de la mañana. Mientras la esclava volvía al palacio con su señora , el diablo convocó a una caterva de demonios que pasaron la noche trabajando hasta que terminaron el puente. Eran las seis menos cuarto en el reloj del infierno, cuando los diablos se sentaron satisfechos a contemplar la obra. Poco después, apareció Cliastela, y el diablo le pidió el alma. Pero la esclava, que parecía tonta pero era muy lista , se excusó diciéndole que el puente no se había hecho en el tiempo previsto, ya que el reloj de sol de la torre cercana, como podían comprobar, marcaba las siete. «Desde ahora quedan rotas nuestras relaciones», dijo Cliastela al tiempo que cruzaba la pasarela. «Además, en adelante este puente se llamará puente de… Jesús». Al oír este nombre, los diablos dieron un alarido y cayeron todos juntos en la poza sumergiéndose en las tenebrosas aguas de la foz.

"El Irati."

Para poder explotar la riqueza forestal esta vía de comunicación fue construida allá por el año 1.906. Carlos Laffitte, ingeniero donostiarra, hizo de este ferrocarril uno de los primeros de tracción eléctrica, fue el encargado de unir las localidades de Sangüesa y Aoiz con Pamplona. El tren disponía de siete locomotoras, una locomotora para hacer maniobras, dos coches jardinera, 8 para viajeros, cuatro furgones, treinta y cuatro vagones de mercancías cerrados y treinta y ocho abiertos.

Con un ancho de vía de un metro, las estaciones por donde pasaba este ferrocarril eran las de Pamplona/Taconera, Pamplona/Paseo Sarasa, Burlada, Villava, Huarte, Agües, Ibiricu, Mendióroz/Uroz, Lizoain, Urroz-Villa, Liberri, Aós, Murillo de Lónguida, Artajo, Artieda, Rípodas, Lumbier, Liédena y Sangüesa. En total 54 kilómetros de vía.

Pero en Pamplona hacía también de tranvía y así circulaba a la estación del Norte, por la carretera de Guipúzcoa y Cuatro Vientos, y también a Burlada, Villava y Huarte, por la Ripa de Beloso, carretera de Francia y falda de Miravalles. En la Taconera, junto a San Lorenzo, estaba la estación terminal, muelle de carga y almacén de mercancías. Las cocheras estuvieron situadas en la carretera de Francia, hoy avenida de la Baja Navarra. En 1950, el tren pasó a ocupar una nueva estación en la avenida del Conde Oliveto, junto con “El Plazaola”, que unía Pamplona con San Sebastián. Para ello fue preciso habilitar un nuevo ramal desde Villava hasta el empalme de la Rochapea, por el Manicomio y término de Ansoain.

Antes de cesar su actividad (allá por el año 1.955) este histórico ferrocarril transportaba anualmente   más de 240.000 viajeros y más de 46.000 toneladas de mercancías en sus  


Powered by Wikiloc


El paseo comienza a la altura del parking habilitado a la entrada de la foz...
... desde donde sale una pista...
... que serpentea paralela a las verdes aguas...
... del río Irati...
... a su paso por la foz.

Un túnel excavado para el paso del antiguo tren Irati hace las veces de "entrada natural"...
... al interior de la foz. 
Si nos fijamos con detenimiento podremos observar...
... en los escarpes de los paredones rocosos de la foz a familias de buitres...
... atentas...
... a todo lo que ocurra en el interior de su territorio.
La espectacularidad...
... de los 150 metros de pared no deja indiferente a nadie.
Atravesando el segundo túnel...
... llegamos al llamado "Puente del diablo"...
... o, mejor dicho, a los restos que han llegado hasta nuestros días.
Una vez hemos llegado hasta este punto...
... damos media vuelta...
... y regresamos...
... contemplando el precioso color...
... de las aguas del río...
... a su paso por una de las foces...
... más bonitas y espectaculares...
... que podemos encontrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario