Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

martes, 15 de agosto de 2017

Cañón del Río Vero.

Duración.- 2 horas y 14 minutos.
Desnivel acumulado.- 346 metros.

Cañón del río Vero.

Hoy nos hemos dirigido hasta la localidad oscense de Alquézar, a la cual visitamos hace un año y de la cual quedamos prendidos, para realizar la "Ruta de las Pasarelas". Este paseo nos permite admirar la belleza, tanto de manera individual como en su conjunto, del último tramo del cañón del río Vero. Es, en este lugar, en donde se produce una perfecta y armoniosa combinación entre roca, vegetación y agua. Para ello se han construido unas pasarelas que recorren el último tramo del curso del río Vero a su paso por el cañón y que nos permiten contemplar un paraje único y del cual jamás podremos olvidarnos.

Este tramo del cañón del río Vero se caracteriza por tener un trazado sinuoso que se encuentra protegido por grandes paredes verticales de calizas fechadas en el periodo del eoceno. A lo largo del recorrido podremos observar numerosas oquedades, formadas por contrastes de temperatura, que constituyen una perfecta atalaya natural y un perfecto lugar de nidificación para especies como el águila real, el buitre y el quebrantahuesos.

En cuanto a la flora de este lugar, condicionada por el curso del río, destaca la presencia de chopos, zarzamoras, salcedas, etc..

En definitiva, un precioso paseo, que perfectamente se puede realizar con niños, y que nos llevará a descubrir uno de los mayores tesoros naturales que posee la comunidad oscense. En él podremos observar la fuerza de la naturaleza, al pasear por una garganta esculpida por el río Vero, que con el paso de los años ha erosionado la roca caliza y perforado sus entrañas.


Powered by Wikiloc

Para descargar esta ruta o ver más detalles, pincha aquí.

Comenzamos el paseo en el parking habilitado a la entrada de la localidad de Alquézar
Atravesamos la localidad hasta llegar al comienzo del paseo que nos va a llevar a las pasarelas. Para ello descendemos...
... por un camino perfectamente balizado...
... que nos va a llevar...
... hasta el comienzo...
... del barranco de la Fuente.
Detalle de una de las innumerables oquedades que salpican la roca caliza situada a ambos lados del barranco que sirve de improvisada atalaya para las aves rapaces que habitan en este paraje natural.
Comienzo de la primera pasarela...
... que nos introduce en un frondoso vergel adaptado a la frescura y humedad de la garganta.
Seguimos paseando...
... por las mismas entrañas...
... del barranco...
... hasta llegar a un trecho...
... que, aunque apenas atañe peligro, está dotado de una siga a la cual asirse en caso de que el terreno, por el agua, se encuentre resbaladizo.
Panorámica.
Salimos del barranco...
... cruzando este pequeño puente...
... para alcanzar el lecho del río Vero.
Desde ahí nos dirigimos a la cercana y espectacular...
... cueva de Picamartillo. Esta cueva constituye una gran oquedad que se ha formado en la roca caliza de la garganta...   
... por el efecto erosivo del río Vero...
... el cual se introduce en su interior. Foto desde el interior de la cueva.
A la cueva se accede siempre y cuando, quien la visite, esté dispuesto a atravesar el lecho del río Vero.
Detalle de vegetación en el interior de la cueva.
Proseguimos nuestro paseo y es ahora cuando realmente comienza la ruta por las pasarelas.
La primera parte del camino la realizamos por una espectacular pasarela metálica anclada a la pared rocosa ...
... que vuela literalmente...
... sobre el lecho del río Vero.
Una vez hemos descendido, de nuevo, hasta la ribera del río...
... paseamos por unos paisajes, que parecen sacados de un cuento de ficción, hasta llegar...
... al salto de la Central de Alquézar.   
Este salto derivaba el agua necesaria para poder accionar el molino harinero situado aguas más abajo.
A comienzos del S.XX esta presa fue reconvertida para generar la energía hidráulica necesaria para la central que está situada un poco más adelante y por la que en breve pasaremos. Hoy en día esta central está en desuso. 
Mirada hacia atrás.
Panorámica de la presa con su entorno.
Antes de iniciar el siguiente tramo de pasarelas el sendero nos introduce bajo una enorme losa de piedra que forma un túnel natural por el que pasaremos... 
... para disfrutar del último encajonamiento del río...
... antes de salir definitivamente de la garganta.
Panorámica.
Desgraciadamente, debido a unos desprendimientos, el último tramo de pasarelas se encuentra cerrado. Así que decidimos ascender por una senda que, pasando por un mirador que posteriormente visitaremos, nos va a derivar...
al salto del Molino de Alquézar. Este bonito paraje, en el cual podemos encontrar varias pozas, es usado como zona de baño por los visitantes del lugar.
Arriba podemos observar la silueta de los edificios de Alquézar.
Comenzamos un nuevo ascenso, por el mismo camino de bajada, para acercarnos...
... hasta este mirador que se encuentra situado sobre un saliente rocoso.
Desde esta atalaya ...
... en la cual , desde algún punto, sólo nos separa una estructura metálica del vacío...
... observamos el tramo de pasarela que hoy no hemos podido recorrer y desde el cual observamos ...
... el curso del río Vero...
... con sus diferentes tonalidades verdes.
Panorámica.
Panorámica.
Vacío.
Una vez visitado el mirador, damos por finalizado nuestro paseo de hoy. Ascendemos...
... con el fin de atravesar, de nuevo, el pueblo medieval de Alquézar...
... para llegar al aparcamiento desde el cual obtenemos la última panorámica de la mañana.