Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

sábado, 17 de octubre de 2015

Zamora, ciudad medieval.


Duración.- 2 horas y 17 minutos.
Desnivel acumulado.- 21 metros.

Zamora es la capital de la provincia que lleva su mismo nombre. Situada en el término medio del río Duero su clima predominante es el mediterráneo continental. 

Fundada allá por la edad de Bronce su mayor época de esplendor fue durante la Edad Media, y más concretamente desde el S. X al S.XII,  al ser una plaza muy importante de defensa. Por este motivo fue motivo de disputas entre tropas musulmanas y tropas cristianas así como por tropas de los reinos cristianos que estaban divididos. De una de esas disputas surgió el dicho de " No se ganó Zamora en una hora".

Fruto del esplendor de la ciudad durante esos siglos Zamora alberga en la actualidad el mayor reducto de arte románico de la península y uno de los mayores de Europa. Ejemplo de ese arte lo tenemos en su catedral así como en sus 22 iglesias románicas repartidas por toda la ciudad. Son de destacar la iglesia de San Pedro y de San Ildefonso, la iglesia de Santiago de los Caballeros, la iglesia de la Magdalena, la iglesia de San Cipriano, etc...También de estilo románico es el puente románico llamado Puente de Piedra sobre el río Duero por el que discurre la Ruta de la Plata.



Comenzamos nuestro paseo por la capital zamorana desde la plaza de Viriato y más concretamente a la altura del Palacio de los Condes de Alba y Aliste. Este palacio fue construido, en un solar en donde se encontraba una alcazaba  musulmana, en 1.459. En el curso de los siglos ha sido utilizado como correccional de mujeres así como centro de niños expósitos.
Dirigiéndonos hacia la Plaza Mayor nos plantamos enfrente de este edificio de fachada azul. Se trata del teatro Ramos Carrión. Es un edificio de corte modernista.
A pocos metros del teatro llegamos a un espacio abierto. Se trata de la Plaza Mayor de Zamora. Esta plaza tiene planta rectangular y en ella confluyen las nueve calles más importantes de la ciudad.
En el centro de la plaza se encuentra la iglesia románica de San Juan Bautista. Construida a mediados del S.XII en su torre hace acto de presencia, en forma de veleta, un personaje conocido con el nombre de Peromato. Se trata de una efigie con armadura medieval.
Detalle de la puerta Sur de la Iglesia. En ella destaca el rosetón en forma de rueda de carro con la cruz de Malta en el centro desde donde salen unos radios que se encuentran unidos por arcos. En la parte inferior vemos el pórtico con dos columnas adosadas y tres arquivoltas de medio punto. Los motivos exteriores tienen forma de flor y los interiores motivos de formas geométricas.
En un extremo de la iglesia podemos contemplar una escultura que responde la nombre de Merlú. Como "Merlú" se conocen a aquellas parejas que durante la Semana Santa reúnen a los demás cofrades para comenzar la procesión. Pertenecen a la cofradía de Jesús Nazareno. 
Abandonamos la Plaza Mayor y nos dirigimos a uno de los edificios cuya visita es obligatoria en cada localidad que visitemos. Se trata del mercado de abastos. Este de Zamora es un edificio modernista que posee dos enormes vidrieras en los dos flancos que permiten el acceso de luz al interior.
Como podemos apreciar, el colorido de la rica huerta zamorana...
... está presente en los diferentes puestos de venta.
Salimos del mercado y nos dirigimos a la iglesia de Santiago del Burgo. Edificio románico, como no podía ser de otra manera, fue construido en el S.XII. Se trata de una iglesia rectangular de tres naves cubiertas por una bóveda de cañón.
Visitamos su portada sur en la que podemos observar  un rosetón con doble celosía de piedra y debajo de él la puerta formada por dos arquivoltas que descansan sobre tres columnas a cada lado.
Detalle de la puerta en la que vemos dos arcos gemelos que descansan sobre una ménsula pinjante. Pinjante se concoce al motivo ornamental, en forma de flor, que se encuentra enclavado en el medio de un elemento arquitectónico.
Seguimos caminando por las calles de la ciudad...
... hasta llegar...
... a la iglesia de San Cipriano. Construida en el S.XI, de estilo románico, esta iglesia ha sufrido alguna que otra reconstrucción y rehabilitación. De hecho en sus orígenes su planta constaba de tres naves y en la actualidad sólo tiene una.
Detalle.

Mientras paseamos por ese laberinto de calles que conforman el casco histórico de la ciudad, nos damos cuenta del "lavado de cara" que se está haciendo en esta parte de la ciudad en la cual tanto los derribos, con el fin de realizar futuras construcciones, como...
... las rehabilitaciones de fachadas están presentes a cada paso que damos.
Y mientras paseamos llegamos a la altura de la iglesia de Santa María Magdalena. Construida entre los S.XII y XIII, esta iglesia de estilo románico posee una nave única muy elevada así como un cabecero semicircular en el cual se encuentra la capilla mayor. 
Vista de la puerta más meridional que posee cuatro arcos polilobulados.
Detalle de los capiteles de la puerta con motivos vegetales y figurales. 
Detalle de los motivos florales de la arcada.
Algunas de los edificios del casco histórico poseen unos estrechos patios...
... con bonitos ornamentos en su interior.
En algunos puntos de la ciudad las calles se estrechan fruto, sin lugar a dudas, de una influencia árabe que perdura hasta nuestro días desde los tiempos de la Edad Media.
Detalle floral en las murallas de la ciudad.
Confluencia de épocas antes de llegar a orillas del río Duero para visitar el... 
... Puente de Piedra que se alza majestuoso sobre las tranquilas aguas del río Duero. Construido en el S.XIII este puente en sus orígenes llegó a tener veintidós arcos apuntados, en la actualidad tiene dieciséis, además de tajamares, espolones, arquillos, etc...
... para contrarestar el empuje de las embravecidas aguas.
A principios del S. XX se derribaron las dos torres ubicadas en los dos extremos del puente que tenían como objeto el control de mercancías, la labor de vigilancia y también servía como cobro de tributo para entrar en la ciudad. 
Reflejos sobre las tranquilas aguas del río Duero.
Detalle de los arcos apuntados así como de los aliviaderos, con forma de arquillos, sobre pilas. Los tajamares se presentan con forma triangular.
Ascendemos nuevamente hacia el conjunto histórico de la ciudad para llegar a la altura de la iglesia de San Pedro y de San Ildefonso. En los muros de este edificio vemos el nido de una cigüeña...
... antes de pasar...
... por debajo de los contrafuertes de la iglesia.
La iglesia de San Ildefonso y San Pedro fue construida en el S. XII en lo que es conocido como el corazón del ciudad medieval y en su interior alberga los restos de San Ildefonso considerado el padre de la iglesia latina. Ha sufrido modificaciones que han hecho que quede poco de su primitivo origen románico. 
Desde los aledaños de la iglesia de San Ildefonso podemos atisbar la cúpula de la catedral de Zamora...
 ... a la que llegamos en breves minutos. Construida en los años centrales del S.XII. Su estilo considerado como "románico del Duero" hace que su planta tenga tres naves, crucero y absides. Tiene planta de cruz latina y a su origen románico se han ido añadiendo elementos góticos (ábside y cabecera) y herrerianos (claustro). A la izquierda podemos contemplar la Torre de El Salvador con sus 45 metros de altura y que fue construida en el S.XIII. 
Sin lugar a dudas un elemento que le proporciona señas de identidad propia es el cimborrio bizantino en el cual destaca la presencia de una cúpula románica gallonada con escamas.
La plaza en la cual esta situada la catedral tiene, además, otros elementos decorativos tales como las hileras de columnas que provienen de los conventos de San Francisco y de San Jerónimo. También destaca la presencia de un arco plateresco, cubierto actualmente de vegetación, y que proviene del monasterio de San Jerónimo...
... que hace que este espacio se convierta en un marco fabuloso para la considerada "Perla del Duero". 
Prácticamente adosado a la catedral se alza el Castillo de Zamora...
... situado en la zona más alta de la ciudad siempre ha sido utilizado para fines militares desde la edad media hasta la primera Guerra Carlista. Hay una controversia sobre quien lo mandó construir ya que hay dos teorías; una defiende la idea de que fue Alfonso II de Asturias y la otra defiende que fue mandado construir por Fernando I de León. Sea como fuere sus orígenes se remontan a mediados del S.XI.  Posteriormente, en época de Felipe V, fue adaptado a las nuevas artes de la guerra reforzándolo y adaptándolo a una potente artillería.
De forma romboidal este castillo servía como un enclave estratégico en la expansión hacia terrenos musulmanes así como para consolidar los territorios conquistados. 
Para acceder a su interior lo haremos bajo una puerta de arco apuntado que en sus orígenes tenía un puente levadizo... 
...sobre un foso de gran profundidad.
Su interior estaba dividido en diferentes partes. Una de ellas era la liza, otra el cuerpo residencial, otra es la torre presidencial y la última un patio interior. Pero, como hemos comentado anteriormente, en el S.XVIII, el castillo sufre alguna reforma para convertirlo en fortín artillero y adaptarlo a los nuevos métodos de ataque y de defensa de las ciudades. Para ello la liza interna se rellena de tierra para proteger los gruesos muros ahora vulnerables a los nuevos cañones. 
Este relleno va a generar una nueva plataforma que va a servir para subir la artillería al nuevo cuerpo de fusileras, dejando oculto el paseo de ronda primitivo. Actualmente este paseo ha sido recuperado. 

Para finalizar nuestro recorrido por el centro medieval de Zamora seguimos paseando por sus calles...

... siendo testigos de rincones curiosos como esta portada medieval sobre una fachada actual...
... o este edificio de fachada gris que en su parte inferior esta cubierta de cruces de Malta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario